Mapa de recursos


LA VILLA DE SAN ROSENDO.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Por el camino de San Rosendo, llegamos a Celanova.

Recorremos el casco viejo de Celanova, declarado conjunto histórico-monumental. Desde la huella romana hasta el monasterio de San Rosendo que merece una visita en profundidad . Celanova respira el espíritu de los grandes poetas de los que ha sido cuna: Celso Emilio, Curros o Ferrín.

 
Si es jueves, el peregrino sorprenderá a Celanova en plena feira semanal. Las escenas de vida cotidiana que se viven en la Plaza Mayor son muy similares desde hace siglos, y eso que han cambiado algunas cosas.
Aunque se encuentre de paso, el peregrino debe saber que el suelo que pisa estuvo habitado primero por los Coelerni , la tribu a quien debemos el topónimo actual de Celanova. Y su casa era esta, Castromao , uno de los mayores asentamientos prerromanos de Galicia. Cuando este Castrus Magnus se les quedó pequeño, fundaron la Coelia Nova y así nació la villa.
Y llegó el gran momento de esplendor. En el año 935 San Rosendo funda un monasterio. El empeño del obispo de Dumio, Mondoñedo e Iria Flavia , además de virrey de Galicia , fue el convento más influyente de España. Protegido por reyes castellanos y leoneses, destino de generosas donaciones, el monasterio cambió la suerte de Celanova. Todo giraba a su alrededor, en sus vericuetos se tomaban decisiones importantes, y las intrigas, las disputas y los acuerdos se oían por debajo de rezos y cánticos espirituales, pero en esta banda sonora llevaba la batuta el magnífico órgano .
La gran obra que es hoy el monasterio se fue creando con el tiempo. La iglesia actual se concluyó en el siglo XVII, ya que se levantó sobre la anterior, románica, derruida en el XVI. El retablo mayor es una joya del barroco gallego. Un desafío a todas las formas y volúmenes que protege las reliquias de San Rosendo y San Torcuato.
No cesan las curiosidades. En la huerta del monasterio, San Rosendo mandó edificar una capilla, consagrada a San Miguel . Es una preciosidad de estilo mozárabe cuyas proporciones están regidas por la armonía.
También las calles más antiguas de Celanova respiran al unísono. La Plaza Mayor , la Rúa da Botica ... ofrecen rincones con encanto... e inspiración. El poeta Celso Emilio Ferreiro hizo de su villa, esta, un mundo entero. Y otro genio de nuestras letras, Curros Enríquez , nació en esta casa. La chispa viajó por tierras de Celanova y germinó en la aldea de Vilanova dos Infantes , que vió nacer a otra personalidad incontestable de la cultura gallega, Xosé Luis Méndez Ferrín . La aldea se encuentra en la ruta del peregrino. Una aldea de zapateros y músicos, como dijo Curros. Poco queda de los viejos oficios, pero aquí laten aún en las manos de auténticos artesanos que los siguen labrando por puro amor a la tradición.
Para encontrarlos, hay que vagar por sus calles irregulares, buscar en las plazas, llamar a las puertas de las casas. Están acostumbrados a recibir, como cuando cuidaban de la educación de los pequeños infantes reales.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook