Mapa de recursos


Bosques de Ribeira

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo viajamos por los fantásticos bosques de A Coruña.

Hay una Coruña verde, de bosques, de riberas de ríos que alimentan freixos, salgueiros y bidueiros. Atravesada por ríos que son su savia y que forman paisajes de naturaleza pura que vale la pena visitar.

 
He aquí una ruta que nos permitirá conocer legendarios espacios, recorriendo viejos caminos que conducen a fragas misteriosas donde los árboles cantan ya a la primavera.
El Tambre lleva su música a lo largo de 135 kilómetros, atraviesa buena parte del corazón verde de Galicia, Mesía, Ordes, Oroso o Frades donde que se dice que es la tierra de los cinco ríos, y donde el Tambre marca la frontera natural entre O Pino, Arzúa y oroso.
Se deja disfrutar en las zonas tranquilas, como esta de Pontebrate, donde calmado se dirige al área de A presa. Pero sin duda el Tambre es río de pesca en Aiazo o Sigüeiro y camina por Santiago, donde marca el límite con Trazo y llega a Chaián donde se mezcla con los visitantes.
Saltamos hasta el Río Mero, y en Cecebre descubrimos el lago de las mil miradas, habitado por peces y aves. Está muy cerca de la ciudad de A Coruña, pero su tranquilidad nos hace sentirnos muy alejados de cualquier bullicio cosmopolita. El Mero mueve los molinos en Peiraio y da forma a frondosas riberas, espacios naturales que son un auténtico paraíso.
El Mandeo es un río grande. Nace en Sobrado dos Monxes y atraviesa 56 kilómetros alimentándose de muchas otras aguas, las del Deo, el Rego de Cambás, el Zarzo.
Pero nos detenemos en el rincón más especial, el coto de Chenlo. Un bellísimo espacio en un ensanchamiento del río , y donde parte una ruta peatonal que discurre por las márgenes del río, cercano al aula de naturaleza. Aquí nos informan de que en este coto de 6´3 kilómetros podemos pescar salmones reos y truchas. El coto nos regala espacios templados, de sombra, de relajación. A nosotros, y a los numerosos animales que viven entre carballos, amieiros, abedules.
El golfo ártabro es el destino final del Mandeo, que junto con el Mendo forma la marisma de Betanzos.
El Eume es el río de la Fraga, sus aguas discurren a lo largo de 84 kilómetros por uno de los parajes más impresionantes de toda Europa, As Fragas do Eume, sinónimo de belleza única e ilimitada.
Son 9000 hectáreas de bosque animado, declarado en 1997 Parque Natural.
En su interior acoge rincones escondidos, solitarios y misteriosos, como el que forma el monasterio de Caaveiro.
Estos muros que llegaron a ser Real Colegiata vigilan la fraga desde el año 934, cuando se construyó para acoger a los ermitaños de la zona.
Sigue el Eume su camino entre el espesor de la fraga, uno de los ecosistemas más apreciados por su variedad de flora y fauna, y sin duda por su belleza.
En la costa da morte encontramos uno de los paisajes más poéticos de Galicia. El río Anllóns tiene aquí su tramo final, una muerte tranquila y dulce que contemplamos desde la cima del Monte Branco.
La ensenada de A Insua, la villa de Ponteceso, es un espacio de cuatro kilómetros de longitud, una superficie de más de mil hectáreas que comprende marisma, llanura intermareal y dunas y da pié a la formación de la ría de Corme y Laxe. Es en Ponteceso donde se quejan los pinos, donde la naturaleza inspiró algunos de los más bellos versos que han nacido en estas tierras.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook