Mapa de recursos


SAN ESTEVO DE RIBAS DE SIL.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un Monasterio de Cuatro Estrellas

San Estevo de Rivas De Sil, ubicado en un lugar de privilegio en plena Ribeira Sacra del Sil, cuenta con tres claustros: dos de estilo renacentista y otro con plantas de diseño románico y gótico. Destacan además la iglesia construida en el siglo XII con un hermoso retablo y una fachada de extraordinario valor. El devenir del tiempo y sus necesidades de conservación lo han convertido en un hotel de cuatro estrellas destinado a ser el preferido de cuantos visiten esta zona de Orense.

 
Esta era la imponente pero un poco deteriorada estampa del monasterio de San Estevo de Ribas de Sil hasta octubre del 2001. Entonces se iniciaron unas obras encaminadas a convertirlo en majestuoso hotel de cuatro estrellas con la mejor situación probablemente de toda Galicia.
Los impulsores de la idea la Xunta, los ejecutores la Constructora San José, y lo más importante, los cerebros los arquitectos Javier Suances y Alfredo Freixedo. Ha sido un largo recorrido desde un proyecto inicial de un salón de actos, a un hotel de 20 hasta este final de un hotel de 80 habitaciones.
Cambiaba definitivamente ese 17 de octubre del 2001 el cometido para el que había sido construido este monasterio.
Reciclado de foco de la colonización que vivió un enorme esplendor a hotel de cuatro estrellas. En el medio, una época que tampoco hay que olvidar, cuando estuvo casi totalmente abandonado. Cada uno de estos datos pesó a la hora de resucitar este maravilloso monumento.
Ha sido el monasterio más importante de esta zona durante quince siglos. Su fundador fue San Martín Dumiense, y ya entonces era el punto central de la increíble Ribeira Sacra.
Durante tantos siglos de vida, ha servido como collage de estilos arquitectónicos, plasmados en sus tres claustros, el principal o de los caballeros, el ojival y el pequeño. En el claustro principal hay uno de esos detalles que distingue a las grandes obras, esta escalera del siglo XVIII.
La última aportación a esta yuxtaposición de estilos pretende ser un diálogo.
Tras 14 meses visitamos de nuevo las obras y cual fue nuestra sorpresa al no percibir una evolución. Y es que ya entonces las obras estaban practicamente finalizadas.
Durante este año se ha convertido este hotel de cuatro estrellas en un parador de cuatro estrellas. Finalmente será el ente de paradores de España quien va a gestionar este hotel monasterio de cuatro estrellas. Y ahora se está adaptando la construcción a las normas de paradores.
Escasos seis o siete meses faltan para la apertura de un parador que promete ser espectacular. Brindemos por esta caja de piedra que contiene un mundo entero con los vinos de denominación de origen Ribeira Sacra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook