Mapa de recursos


LAS HUELLAS DEL MAESTRO MATEO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El río Toxa y el Monasterio de Carboeiro dos enclaves extraordinarios del municipio de Silleda.

Teniamos que detenernos en Bandeira para admirar dos de los grandes atractivos turísticos de esta zona : el enclave natural del río Toxa y las ruinas del Monasterio de Carboeiro. Y para reponer fuerzas, nada mejor que degustar las magníficas empanadas de Bandeira.

 
Cualquier acontecimiento que tenga relación con Galicia, es gastronómico. Por eso el Camino de Santiago tiene un algo de ruta gastronómica, y en esta ocasión entramos en Bandeira pues por la calle de la empanada.
Producto genuinamente gallego, en Bandeira experimentan con los rellenos y las masas hasta dejarnos los ojos en blanco. La ocasión perfecta para conocer todas las corrientes es el tercer sábado de agosto, cuando se celebra la Fiesta de la Empanada. La carballeira da silva lleva ya tres décadas empapándose de las esencias de este plato.
Degustando uno de estos bocados parece que se para el tiempo, pero el mundo sigue y nunca para, como nunca para de caer el agua en la Fervenza do Toxa. No importa lo que ocurra, el río Toxa seguirá lanzándose suicida.
Estamos a escasos kilómetros de Bandeira, aunque parezca que estemos en medio de una selva.
50 metros de caída libre del agua acallan cualquier pensamiento, aunque muchas plantas han logrado sobreponerse a este impresionante fenómeno y pueblan la zona.
Como cantos de sirena, las pozas nos llaman atractivas y cristalinas para que nos sumerjamos en ellas, olvidando la frialdad de las aguas fluviales.
Y de la catarata más alta de Galicia, en pocos kilómetros nos vamos a unos de los monasterios más misteriosos, Carboeiro.
Para el peregrino este es un encuentro crucial porque Carboeiro es un adelanto de lo que puede ofrecer la catedral Compostelana. Y es que el Maestro Mateo es el autor de las figuras de la puerta principal.
Una anécdota. La primera noticia que hay de la existencia de la empanada, el manjar de Bandeira, la tenemos en el Pórtico de la Gloria donde el Maestro Mateo esculpió a un condenado a comer eternamente empanada.
El círculo se cierra diciendo que la escuela taller que restaura este monumento se llama Maestro Mateo.
El tiempo no corre mientras se recorre este monasterio fundado en el siglo X. Hace 30 años comenzó su segunda oportunidad gracias a la asociación Amigos del monasterio de Carboeiro. Poco a poco recuperan todo su esplendor los capiteles, las tres capillas absidales en la girola, y las dos circulares. Si el abad don Fernando levantase la cabeza, aprobaría esta restauración. Y el futuro aún se presenta más halagüeño porque la Casa rectoral se va a a transformar en aula para la interpretación del monasterio. Pero también cerca de este monasterio hay lugar para andar que es lo que más le gusta al caminante. Esta área recreativa a orillas del Deza, ofrece todos los ingredientes necesarios para retener al viajero.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook