Mapa de recursos


LA COSTA PRÓXIMA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La costa de Coruña ofrece excepcionales atractivos.

A Coruña tiene en sus cercanías excepcionales lugares para pasar unas buenas vacaciones. Desde Punta Langosteira a Malpica la costa ofrece excepcionales espacios naturales. Arteixo, Carballo y Oleiros destacan por su cuidada oferta de servicios y actividades como Golf, concurso hípico internacional o aprender cerámica en Buño .

 
La ciudad barco, Coruña, tiene a estribor y a babor tantas islas del tesoro que sería una pena no intentar descubrirlas.
Aguas poderosas, curativas, en Arteixo, Carballo o en Oleiros, con envoltorios para todos los gustos.
Después del mar domesticado de Coruña, el espíritu necesita desatarse. A tan sólo unos kilómetros al oeste de Coruña hay 1200 metros de playa en Arteixo para dejarse despeinar por el viento. O en Carballo, con el complejo dunar de baldaio razo, o en las recogidas y coquetas playas de Oleiros. Y para celebrar la arribada a tierra, la noche no se acaba en Coruña, las terrazas de Oleiros, o la cada vez más competitiva movida de Carballo pueden incitar al caminante navegante a posponer un día su trayecto a Santiago.
Ya están tentados verdad? Pues bajemos de nuestro barco coruñés por babor, es decir al oeste. Ya en lontananza adivinamos que la costa que nos espera es hermosa e indómita. Muchas de estas playas son el refugio de los surfistas de la zona.
Para los amantes del mar, es enorme el encanto de estos pequeños puertos que resisten el paso del tiempo con discreción para que los dejen seguir existiendo.
Antes de continuar el recorrido, podemos darnos el capricho de una partida de golf o de cambiar la sensación de bamboleo del barco que aún acompaña al navegante, por la del caballo. Como punto final al ritual hedonista el balneario de Arteixo, modesto pero encantador. Para continuar podríamos hacer otra parada en el balneario de Baños Vellos de Carballo, realmente complejo hotelero.
Pero antes de buscar la siguiente playa que nuestro olfato marinero intuye hay que hacer una parada en el santuario de Nuestra señora de Pastoriza pues se encontraba en la ruta de los peregrinos a Compostela que tras continuar el camino hasta Fisterra, pasaban por aquí en su regreso.
Y más kilómetros de playa, ocho. Estamos en una de las playas más extensas de Galicia, con una flora de gran riqueza, y la visita de aves migratorias.
De una manera menos brusca, más dulce, el agua crea espacios únicos, utilizando al río Anllóns. Y para los que ya esten convencidos, la estancia puede ser en este Hotel Punta del Este de tres estrellas, en varias casas de turismo rural en pazos o en casas fidalgas restauradas, o en campings para unirse lo más posible con este paisaje.
No todo es belleza natural, el patrimonio histórico no defrauda.
Antes de volver hacia el este, nos queda el pueblo y puerto más marinero, la villa de la vida, Malpica.
Cumple con todo lo que se espera de un verdadero pueblo salado. Algunos de sus rincones son dignos de una declaración o de un momento de especial paz.
Y en las islas Sisargas una reserva ornitológica valiosísima.
Vivir en un lugar así inspira a cualquiera y este es el resultado, la cerámica de Buño.
Ahora nos vamos al estribor, a la costa de Oleiros tan cercana pero muy diferente. Oleiros tiene otro tempo y eso en ocasiones se agradece. Nos podemos encontrar desde el espacio natural de O Dexo, área protegida por su alto valor geológico, botánico, y zoológico hasta el SPA más fashion.
No hay excusa para no hacer noche. Una más. Oleiros cuenta con 500 plazas hoteleras de todo tipo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook