Mapa de recursos


Tres símbolos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

A Coruña tiene tres símbolos que miran al mar y se alzan sobre él.

La Torre de Hércules símbolo de la ciudad a través del tiempo; la Torre se Salvamento Marítimo, protagonista de la organización del tráfico marítimo ; la Torre del Milenio símbolo del futuro de esta ciudad que sigue creciendo racionalmente.

 
Un símbolo lleva en pie 19 siglos, corrigiendo los enfados del mar.
Otro le dio el relevo hace 9 años, compitiendo amistosamente en grandeza en el horizonte coruñés. Y el último símbolo, quien sabe si un capricho, no podía si no estar también frente al mar.
Este es el único faro romano en funcionamiento que queda en el mundo.
Su estampa es neoclásica, pero hace siglos tenía una rampa exterior para subir la leña al faro. Su muro exterior era mucho más ancho.
El arquitecto portugués Gaio Sevio Lupo lo construyó en el siglo II. Después de ser faro y vigía de la ciudad estuvo abandonada casi hasta el siglo XVIII. En 1788 el ingeniero de Badajoz Eustaquio Gianninni retiró las partes deterioradas, las revestió de granito, las junto con conchas de ostra, un cemento infalible, y finalmente le hizo un dibujo en espiral en recuerdo de la rampa antigua.
Esta es y por mucho tiempo la imagen definitiva que vamos a tener de la Torre y de su entorno.
Después de estar cinco años cerrada y gracias a una inversión de 1.100 millones de pesetas, así ha quedado su entorno.
Se ha convertido en el lugar perfecto para pasear , un parque escultórico de arte contemporáneo al aire libre.
Se puede entrar por las puertas que el escultor Francisco Leiro le ha diseñado en bronce y que reproducen la historia del monumento.
Pero recomendamos entrar por abajo, de lleno en la época romana y en las tripas de esta torre milenaria. Gracias a estas excavaciones arqueológicas sabemos la forma original de la torre y vemos su muro original.
La Torre de Control, no es torre ni de control. Es un centro coordinador de salvamento marítimo y lo único que se hace es un seguimiento con radar , nunca un control porque a un capitán no se le puede ordenar una ruta.
Otro misterio más que rodea un edificio de inaccesibles y fotogénicas ventanas.
Traspasamos la entrada justo cuando entra un petrolero en la ría.
Es uno de los tres centros de este tipo que existen en Galicia, y debido a su imponente estampa y al lugar donde se erige es una parte imprescindible del rostro coruñés desde hace casi una década. Desde hace un año este centro es más conocido y fotografiado porque desde aquí se coordinó la lucha contra el vertido del Prestige.
Pero su día a día es mucho más que eso. El año pasado junto con el centro de Finisterre atendieron 750 emergencias, asistiendo a 1200 personas involucradas. Se salvaron 1967 personas.
Su tecnología es puntera aunque la más completa está en Finisterre. Y es uno de los 4 centros Navtex que hay en España, un sistema que permite la comunicación por telegrafía impresa en cualquier circunstancia.
Lo mejor para el final. El perfil peninsular de Coruña se percibe a la perfección.
Y nos queda la visita al que no tiene una utilidad manifiesta, tan sólo la de embellecer.
El arquitecto de este proyecto es el mismo que el del obelisco, Antonio Desmonts. Contó con la colaboración de la constructora Necso, y de los holandeses Van Tetterode.
El Obelisco Millenium , 50 toneladas de acero y cristal, está rodeado de un estanque artificial que intenta reproducir el color de su vecino atlántico.
El entorno en el que se ha erigido el monolito merece una visita por sí mismo, y ha cobrado un nuevo protagonismo.
Y por la noche su luz le guiña el ojo a los fogonazos de la Torre de Hércules. Y coqueta invita a descubrir mejor los dibujos que lo conforman.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook