Mapa de recursos


Los Signos Xacobeos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Descubriendo las huellas Xacobeas.

Ya hemos conocido la ciudad de Ferrol, pero tendremos que seguir las huellas xacobeas que esconde esta ciudad , para comprender mejor la historia de este Camino Inglés, que se inicia en el muelle de Curuxeiras, cuyo origen se remonta al siglo XI.

 
Hemos hecho un viaje por la historia ferrolana, sus calles, sus plazas, su actividad.
Pero todavía no nos hemos acercado al mundo de las peregrinaciones que esconde esta ciudad. Una ciudad, al parecer llena de huellas xacobeas.
La ría de Ferrol era una de las que servían de puerto de atraque para estos adelantados turistas movidos por la fe. Difícil es hallar fuentes documentales que aporten luz sobre esta ruta y que nos pueda asegurar su antigüedad.
Pero quedemonos en el Puerto de Curuxeiras, un muelle medieval datado en el siglo XI de donde parte hoy nuestro camino. Aquí los navegantes peregrinos dejaban caer sus pies después de soportar varias mareas en alta mar.
Los primeros pasos que damos son por las callejuelas marineras que suben por el antiguo barrio de Ferrol Vello. Y dejando atrás el paseo de la Marina, la ruta nos conduce a la Iglesia de San Francisco. Se levantó en 1757 sobre un antiguo convento franciscano del S.XIV y se convirtió en parroquia castrense en 1847. es de estilo neoclásico y tiene planta de cruz latina con tres naves y cúpula de tambor.
Adosada a su muro norte, el lateral que roza en camino del viajero, también se puede ver la capilla de la venerable Orden Tercera, terminada en 1766.
Todavía con el salitre incrustado en cuerpo y ropas, el caminante se adentra en el Barrio de A Magdalena. Aquí, trazadas con tiralíneas, las calles guardan ejemplos de modernismo impoluto y agraciado de formas no pasando inadvertidas para quien las contempla. Los pasos nos conducen a la plaza de Amboage, antiguamente llamada “de los Dolores”. Este recinto neoclásico de una sóla nave de cruz latina, debe su denominación anterior a la capilla que en honor a la Virgen Dolorosa construyeron los hermanos servitas en uno de sus frentes en el 1771.
Uno de los edificios más emblemáticos para la peregrinación y hoy para el mundo cultural, fue el Hospital de la Caridad. Situado en el nº7, se tiene constancia de este centro al menos desde el siglo XVI.
Retomando la cuadrícula de la Magdalena el camino de peregrinación nos conduce hacia La Concatedral de San Julián no es de extrañar que aquí las pupilas se nos dilaten. San Julián de Ferrol no sólo es el templo más importante de la ciudad, con categoría de concatedral, sino que es uno de los más puros ejemplos de arquitectura neoclásica de Galicia. Trazada en 1765 por Sánchez Bort con planta de cruz griega y organizada en torno a una cúpula, posee una fachada de gran belleza y armonía de ejes verticales y horizontales que engrandecen su frontón superior. De nuevo, la calle peatonal por excelencia, que no la única. La calle Real muestra al viajero la realidad de sus gentes.
Entre el bullicio, propio de media tarde, nos dirigimos hacia la Plaza de Armas, zona de respiro y hogar desde siempre de las también vecinas palomas.
De nuevo la Calle Real, calle del Carmen, la plaza del Callao... y llegamos al Cantón de Molíns, antesala de los arsenales y viejo soporte del Antiguo Palacio Consistorial.
Antes de adentrarnos de nuevo en el espacio más urbanita, hacemos un alto en el camino. Pues merece la pena pararse a conocer la Iglesia de las Angustias. Asentada en la Plaza de mismo nombre, se trata de otro de los templos neoclásicos de Ferrol, sólo que más sobrio y austero. La avenida de Esteiro y la avenida del Mar, ya en Caranza, son las guías que nos conducen a nuestra próxima etapa, cuando menos igual de interesante como ésta.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook