Mapa de recursos


CERCA DE COMPOSTELA.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Ultima etapa de nuestro camino.

Nos dirigimos a Compostela atravesando lomas suaves hasta Abegondo. En Bruma confluyen los dos tramos del Camino Inglés. En Ordes es camino se hace delicioso y atraviesa espacios en medio de la naturaleza. Llegamos a Oroso y cruzamos el río Tambre por Ponte Sigüeiro . Ya estamos en Compostela.

 
Andar, caminar, pasear. Tener prisa o ir despacio. Dirigirte a algún sitio, no tener rumbo. Recordar y descubrir. El paso del camino por Abegondo se extiende en un buen tramo sin más distracciones que las que uno mismo juzgue oportunas. El paisaje, el aire o los colores. Claro que siempre se puede encontrar a alguien, lo cual está muy bien, por ejemplo, para confirmar que se sigue la ruta adecuada.
Y no vamos desencaminados, nos dirigimos a Compostela atravesando las lomas suaves de este trayecto por Abegondo, y la iglesia de Santiago de Meangos reafirma nuestras posiciones.
Dejamos Abegondo y llegamos a Bruma, aunque esta vez no haremos noche en el albergue. En este punto confluyen los dos tramos del Camino Inglés, tanto el que parte de A Coruña como el que se inicia en Ferrol.
A menos de 48 kilómetros para alcanzar Santiago, el camino se hace delicioso en tierras de Ordes. Hay buenas sombras, siempre imprescindibles, aguas frescas y sustanciosas para los pescadores, como las de río Lengüelle y espacios en medio de la naturaleza que, como la presa de Castenda, parecen la escena de un cuento. Pero no todo va a ser ensoñación, porque al atravesar Ordes, lo más frecuente será ver vacas, tractores y gente trabajando en el campo. Faltaría más.
Y ya que encontramos las puertas abiertas, tampoco hay que olvidar saludar a la curiosa talla de San Paio que se venera en la iglesia románica de Buscás y que, por cierto, es patrón de los huesos. Por si algún caminante necesita una ayudita extra.
De Ordes pasamos a las tierras del vecino concello de Oroso. Si bien la zona rural permanece, en general, bien conservada, su ámbito urbano no deja de crecer a expensas de Santiago. El camino lo atraviesa, precisamente por Ponte Sigüeiro, el paso sobre el Tambre que también debemos a los Andrade.
Y ahora sí que ya estamos cerca de Compostela.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook