Mapa de recursos


Tocando el Cielo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Estamos en Trevinca, el lugar donde Galicia casi toca el cielo.

La montaña gallega nos muestra su cara más amable. Está apunto de empezar la primevera y el blanco de la nieve está dejando paso al arcoiris de la naturaleza primaveral así las laderas van abandonando el gesto duro del invierno y desde las cumbres ourensanas se alcanzan mil verdes de los valles de plata.

 
Este deshielo invita a salir y comprobar que debajo de ese rictus estaba escondida la cara amable de la montaña.
Estamos en el lugar donde Galicia casi toca el cielo, en Trevinca, la frontera natural entre Valdeorras y el Bierzo, que es comarca que habla el mismo idioma pese a ser de Castilla.
En esta zona fronteriza cada comarca exhibe sus mejores galas.
De un lado Galicia muestra, como deciamos, villas como O Barco, tierra del oro, la capital de Valdeorras. También Petín y a Rúa, unidos sus nombre por la historia, por su puente y por su embalse.
Y casi en la confluencia entre Zamora, León y Ourense está Sobradelo, en el ayuntamiento de Carballeda. Las nieblas matinales que aquí aparecen nos deja la retina marcada, porque el espectáculo es bellísimo.
De camino al techo de Galicia dejamos este Cañón del Sil, marcado a fuego por la industria pizarrera. Más arriba podemos ver el valle de Casaio, aquí se encuentra también un magnífico bosque de tejos, el Teixadal de Casaio,. Una arboleda única en Europa, con más de 300 ejemplares centenarios. Y poco antes de llegar a los 2.127 metros de altitud vemos el refugio de Fonte da Cova, utilizado habitualmente por senderistas y montañistas.
Hay en Ourense otras montañas de nieve, como la Cabeza Grande, que dio origen a la de Manzaneda del ocio, frente por frente de la Sierra Santa.
Se trata de la montaña más humanizada, visitada, utilizada y explotada por el hombre para su disfrute. Aún se mantiene la nieve justa, natural o artificial para que los esquiadores hagan sus últimas bajadas. Aunque parea el que no sea muy amigo de estos deportes invernales la estación ofrece otras posibilidades, como senderismo o paseos a caballo. Al sur del macizo, los bosques del Invernadeiro aparecen más verdes, porque son el primaveral refugio del corzo y del águila.
Y encarando el Portugal vecino, aún nos quedan más aventuras por compartir en el Parque Natural del Xurés, donde podremos seguir la misma senda que las legiones del romano imperio.
La Sierra del Xurés, do Gerés Portugués, tiene una apariencia árida. Pero la visitamos casi en primavera, cuando se colorea y se viste de tonos pastel que suavizan el aspecto.
El agua la alimenta, regatos, ríos, cascadas y pozas la convierten casi en un álbum que hacemos con las postales más bellas. Una suma de las mejores imágenes de esta casi primavera que hoy queremos compartir con ustedes. Este deshielo invita a salir y comprobar que debajo de ese rictus estaba escondida la cara amable de la montaña.
Estamos en el lugar donde Galicia casi toca el cielo, en Trevinca, la frontera natural entre Valdeorras y el Bierzo, que es comarca que habla el mismo idioma pese a ser de Castilla.
En esta zona fronteriza cada comarca exhibe sus mejores galas.
De un lado Galicia muestra, como deciamos, villas como O Barco, tierra del oro, la capital de Valdeorras. También Petín y a Rúa, unidos sus nombre por la historia, por su puente y por su embalse.
Y casi en la confluencia entre Zamora, León y Ourense está Sobradelo, en el ayuntamiento de Carballeda. Las nieblas matinales que aquí aparecen nos deja la retina marcada, porque el espectáculo es bellísimo.
De camino al techo de Galicia dejamos este Cañón del Sil, marcado a fuego por la industria pizarrera. Más arriba podemos ver el valle de Casaio, aquí se encuentra también un magnífico bosque de tejos, el Teixadal de Casaio,. Una arboleda única en Europa, con más de 300 ejemplares centenarios. Y poco antes de llegar a los 2.127 metros de altitud vemos el refugio de Fonte da Cova, utilizado habitualmente por senderistas y montañistas.
Hay en Ourense otras montañas de nieve, como la Cabeza Grande, que dio origen a la de Manzaneda del ocio, frente por frente de la Sierra Santa.
Se trata de la montaña más humanizada, visitada, utilizada y explotada por el hombre para su disfrute. Aún se mantiene la nieve justa, natural o artificial para que los esquiadores hagan sus últimas bajadas. Aunque parea el que no sea muy amigo de estos deportes invernales la estación ofrece otras posibilidades, como senderismo o paseos a caballo. Al sur del macizo, los bosques del Invernadeiro aparecen más verdes, porque son el primaveral refugio del corzo y del águila.
Y encarando el Portugal vecino, aún nos quedan más aventuras por compartir en el Parque Natural del Xurés, donde podremos seguir la misma senda que las legiones del romano imperio.
La Sierra del Xurés, do Gerés Portugués, tiene una apariencia árida. Pero la visitamos casi en primavera, cuando se colorea y se viste de tonos pastel que suavizan el aspecto.
El agua la alimenta, regatos, ríos, cascadas y pozas la convierten casi en un álbum que hacemos con las postales más bellas. Una suma de las mejores imágenes de esta casi primavera que hoy queremos compartir con ustedes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook