Mapa de recursos


CIUDAD CON ENCANTO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Pontevedra, calidad de vida.

La ciudad tiene unas condiciones idóneas para el disfrute por la ciudadanía.. Pontevedra le ha cedido la calle al peatón, un dato que seguro que el caminante, y el peregrino no van a pasar por alto. La intensa labor de mejora urbana y de animación sociocultural, la está consolidando como una de las ciudades españolas con mayor calidad de vida.

 
Yo paseo y charlo en Pontevedra.
Tú pasearás y charlarás en Pontevedra, si vienes, caminante.
Pontevedra conjuga los verbos pasear y charlar.
Por las riberas recuperadas del río Lérez.
Por el parque de A Xunqueira, reconvertido en gran parque urbano.
Entre el arte de la isla de las esculturas.
Sobre la vanguardia de las pasarelas sobre el Lérez.
Y en la enorme zona peatonal, casi total. Porque Pontevedra le ha cedido la calle al peatón, un dato que seguro que el caminante, y el peregrino no van a pasar por alto.
Lo ha permitido el Plan Urban, dándole forma a una ciudad que tiene las medidas idóneas para ser semipeatonal.
Se respira tranquilidad, porque Pontevedra ocupa el décimo puesto entre las ciudades en las que mejor se vive de toda España
Por seguridad ciudadana.
Por calidad de vida.
Y para desperezar la lengua, para charlar, se ha recuperado el café moderno. Decimos recuperado que no reconstruido paso por paso, porque cada época imprime su estilo, y más si es Alvaro de Siza el que firma una obra.
La exposición inaugural tenía que ser de Castelao que inmortalizó este espacio, como el de la palabra coloquial.
De aquellas, dicen que, éxoticas tertulias surgió una nueva generación de intelectuales, y algunas grandes obras de nuestra literatura.
La tertulia más progresista, más galeguista se celebraba en el café Méndez Nuñez que daba a la plaza de la Peregrina. Su más ilustre fruto fue la revista Nós.
La guerra y el exilio frenaron esta brillante, y habladora etapa.
Pontevedra ha recuperado de nuevo ese lugar privilegiado dentro del mundo cultural gallego. El secreto está en mimar la cultura y no pasar por alto ningún acontecimiento. El año pasado fue el año Bóveda, y este es el de la música. Se conmemora el centenario de la grabación del primer disco gallego.
La música centrará la programación cultural de este año a través de diversos ciclos que acogen todas las propuestas. Desde El XII Festival Internacional de Jazz, a la II Edición de cantos na maré, o varios ciclos de música clásica.
Las calles, las plazas, los teatros y desde luego el pazo de cultura van a ser el continente de tan delicioso contenido.
Y ojalá que también contengan otro tipo de arte, el de las obras de los antiguos estudiantes de la facultad de Bellas Artes pontevedresa.
Como un nexo entre arte y empresa está el Recinto ferial. Su estética estampa no rompe la armonía del entorno. Este complejo de cinco edificios obra de Manuel de Casas, está destinado a acoger todo tipo de eventos.
Definitivamente la palabra Diseño, se ha incorporado con fuerza al lenguaje pontevedrés. Porque hay diseño también en el Pazo de Mugartegui, convertido en museo etnográfico. Y que mejor diseño hay que el de la naturaleza en forma de ría. Para abarcarla en toda su magnitud lo perfecto es subirse alguno de los barcos varados en le puerto deportivo de Pontevedra. Pero no es momento de irse, llega la noche y lo que procede es sumergirse en sus luces y sus sombras.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook