Mapa de recursos


LA OCTAVA CIUDAD.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Narón ha sobrepasado los 30.000 habitantes que la sitúan como la octava ciudad de Galicia.

En los últimos 25 años, la ciudad de Narón ha construido una zona urbana moderna y económicamente muy activa. El sector industrial es su motor económico y lo seguirá siendo porque las nuevas infraestructuras acercan este territorio al resto de Galicia y de la península Ibérica.

 
Más de treinta mil habitantes.
Tres polígonos industriales.
Unida a Galicia por autopista.
Unida al mundo por el futuro puerto exterior de Ferrol.
Es Narón y es la octava ciudad de Galicia.
El paisaje que más abunda en el centro de la flamante nueva ciudad son los edificios en construcción. La novedad es que no quedan a medio hacer, la construcción es de calidad y la hipoteca no quita el sueño. Y además, se ocupan. La demanda es enorme. Si Ferrol pierde población, los que se van no lo hacen muy lejos, se quedan en Narón, que gana 40 nuevos habitantes cada mes. Es lo que se llama ?efecto rosquilla?, en argot demográfico, el centro del círculo se vacía, el borde se llena. Es el caso de muchas otras urbes periféricas en Galicia, sólo que en Narón se puede vivir y trabajar.
Primera razón: la vivienda es más barata. Los centros de las grandes ciudades son prácticamente inaccesibles a quienes buscan su primera vivienda.
La segunda es el trabajo. En Narón ha influido el dinamismo de su suelo industrial. Tiene tres polígonos industriales: Río do Pozo , As Lagoas y A Gándara , este último compartido con Ferrol, porque los entornos urbanos de ambos municipios son contiguos. La mejora de las comunicaciones también es determinante. Para las más de mil empresas instaladas en estos tres polígonos, entre las que se encuentran algunos colosos, la autopista del Atlántico no es un capricho, sino una necesidad. Y el futuro enlace de la Autovía de As Pontes con la Transcantábrica acercará Narón a la cornisa norte de la Península.
La tercera razón que explica el fenómeno es la calidad de vida. A pesar del tráfico y de la pulsión industrial, Narón aún conserva refugios para disfrutar de la vida. Y eso también influye en el asentamiento de parejas jóvenes que luego tendrán hijos y jugarán en sus plazas. Plazas que, por cierto, se abren en medio de edificios con aires de modernidad. El mejor ejemplo es el inmueble de la Casa Consistorial, el moderno. Toda una declaración de principios de lo que es Narón hoy en día. Los servicios ciudadanos son muy importantes. En Narón tienen los básicos y alguno más. Una biblioteca que llama la atención por su originalidad y un auditorio que se utiliza y al que la gente acude.
Narón se afianza en su definición de ciudad industrial y de servicios. El comercio es otro pilar importante. Ya está en proyecto un nuevo centro comercial, pero el que ya tienen en Narón lo quisiera para sí alguna capital gallega. 30.000 metros cuadrados, 14 salas de cine y la bolera más grande de Galicia. Y parece que esto no ha hecho más que empezar.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook