Mapa de recursos


VOCACION TURISTICA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El encanto natural.

Bande cuenta con un buen número de sitios interesantes para visitar, compaginando historia, monumentos, etnografía y paisaje.

 
La villa de Bande es pequeña pero hospitalaria. En sus calles empedradas quedan las huellas de aquellos antepasados emigrantes, que hicieron posible mas de un milagro en los tiempos difíciles.
Que aquellas historias aún se pueden leer en la memoria de las paredes de los viejos edificios. Pero, decíamos antes, los tiempos han cambiado y vivir en Bande no solo resulta agradable. Que hoy en día tenemos todo tipo de servicios de atención al ciudadano, como en cualquier otro centro urbano gallego.
Desde escuelas primarias o instituto de enseñanza media, a centro de salud o residencia de la tercera edad. Incluso modernas instalaciones deportivas para uso y disfrute de sus habitantes. No tiene Bande, sin embargo, un gran tejido industrial pero sí la actividad comercial básica, incluso Plaza de Abastos. Y numerosos pequeños talleres de carácter familiar , algunos de ellos dedicados a la fabricación de prendas de vestir bajo el diseño de los grandes modistos gallegos, mantienen activa a una población afable y acogedora.
Porque Bande tiene, sobre todo, vocación turística, basada en sus encantos naturales, en el ambiente festivo de cada verano y en sus altos valores histórico-monumentales. En verano se vive aquí intensamente el regreso de los ausentes, la fiesta, y la actividad lúdico-cultural.
Aumenta también la actividad eco-turística.
Y es una buena época para conocer detenidamente las huellas que aquí nos hablan de galaicos, romanos y visigodos.
El paisaje rural de Bande es como un cuento de hadas, en esta época: pequeños pueblos emergen del verde con el que mayo ha vestido la tierra, mientras florece la primavera en todo cuanto nos rodea.
Algunos de estos viejos edificios, humildes, precarios para este paisaje, esperan aún el retorno del ausente o tal vez que la iniciativa turística les devuelva el protagonismo perdido, que vocación no les falta.
Sin embargo, solo un 25 por ciento del terreno municipal de Bande está cultivado. Son pequeñas fincas dedicadas a los productos de la huerta, a la patata, al maíz... Simplemente para el autoconsumo.
Aunque la importancia que ha adquirido el cooperativismo en la provincia de Ourense ha calado también aquí. Y así aumentan los invernaderos, los cultivos intensivos especialmente de flores, que se comercializan ya en toda España.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook