Mapa de recursos


La Brújula Marca el Norte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Foz a Ribadeo

Playa y acantilado leyenda y magia que envuelve espacios míticos. Buscamos ahora el Cantábrico desde la costa norte, que es la de los milagros de San Andrés de Teixido, una vez superado el ferrolano Cabo Prioriño y la costa del surf de Valdoviño.

 
No es Finisterre. Ni falta que le hace.
¿Qué no les suena? Es posible, a lo mejor tampoco reconocen esta playa. Pero probablemente este precioso arenal, con esta laguna sí que sepan cual es.
Si aún no saben donde estamos, seguro que no les va a volver a ocurrir.
Estamos en el litoral ferrolano, el del propio municipio de Ferrol. Que antes de Cedeira o Valdoviño también hay grandiosas playas.
El punto de referencia es Cabo Prioriño a 100 metros del mar.
La concejalía de medio ambiente, y la de urbanismo albergan diversos proyectos de creación de aulas de naturaleza aprovechando las edificaciones del ejército. Ganamos así todos, los mejores miradores. Nos vamos ahora hacia el norte. Y vamos a descubrir que la realidad siempre supera a la ficción, y que un recorrido por nuestro norte supera al documental de viajes más evocador. Empieza el verano y apunten sin duda estas magníficas playas para sus escapadas domingueras. Son tal cual las ven, no hay nada de atrezo.
Después del vaivén de las olas, y de mirar a los surfeiros desde la barrera, nos vamos hacia la tranquila ría de Cedeira. A comer marraxo y pasear por sus empinadas y añejas calles refugio de las galerías.
Como este recorrido tiene todos los ingredientes del mejor guión. Ahora toca un poco de emoción, e incluso de leyenda en el pueblo de San Andrés de Teixido, un compendio de toda la espiritualidad gallega.
A través de la Capelada, y entre sus caballos salvajes vamos a que nos mime el paisaje de Cariño. Es un abrazo rudo, brusco pero de lo más cálido.
La banda sonora a este guión la pone el siguiente destino, porque muchos lo conocen por razones musicales.
Ortigueira también es más que este liberador festival.
¿Es o no es más?
Y ahora aparcamos el coche y nos subimos en un tren. Y lo crean o no viene lo mejor.
Y es que este no es un mero medio de transporte si no que es el mejor mirador, la mejor butaca para contemplar el documental de las increíbles rías del Norte gallego. Recomendamos dos paradas, para quedar boquiabierto la ría de Bares, y para frotarse los ojos la de O Barqueiro.
Dejamos atrás OVicedo y llegamos a la gran señora que es Viveiro. Nos bajamos para pasear sus calles.
Ribadeo y Viveiro ahn sido merecedorasde sendos planes de dinamización turística, y son ambos municipios turísticos sostenibles.
De nuevo en el tren nuestro destino es la capital más veraniega de la zona, Foz. Más de 15 kilómetros de litoral costero y hasta 10 playas de blanca y finìsima arena y de aguas limpias y transparentes.
Y hay todo tipo de arenales.
El turismo es el sector puntero de la economía focense, pero aún no suficientemente publicitado. Pero quizás afortunadamente.
Pasear el mar tranquilamente es un privilegio, porque para otros no es un paisaje es su fábrica, su industria, sobre todo en Burela con su famosa costera del bonito.
En Barreiros el mar toma forma de durante 8 kilómetros de finos arenales que van desde la desembocadura del río Masma hasta la playa de Las Catedrales.
Acabamos a las puertas de Asturias nuestro paseo de lujo, entre las calles señoriales de Ribadeo pero que no pueden negar la huella de sal en sus paredes.
Después de lo visto les prometemos que no ha habido ni trampa ni cartón.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook