Mapa de recursos


PORTO DO SON Y PORTOSIN.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Poblaciones que crecen con el calor del verano.

Desde Arousa y antes de adentrarnos en la ría de Muros-Noia, seguimos esta costa de ilimitada belleza. Iniciamos nuestra ruta en el Parque Natural de Corrubedo, pasamos por los humedales de Xuño y nos dirigimos a Porto do Son y Portosín , dos poblaciones que crecen al calor del verano.

 
¿Vendrá este año el Presidente.?
Intensidad, diversión y tranquilidad. La combinación perfecta para disfrutar del verano en este trozo de la Galicia más Atlántica.
La península del Barbanza constituye una de las principales referencias del turismo gallego. Ofrece un amplio abanico de posibilidades para que el turista elija con los ojos cerrados este territorio como lugar de vacaciones.
Sin duda, la sierra de Barbanza, sigue siendo mirador privilegiado. La domina en todo momento el perfil de una línea costera con grandes y preciados tesoros.
El primero que nos encontramos es el Parque Natural de Corrubedo. Se trata del mayor ecosistema dunar de la Península. Dunas vivientes y serpenteantes que por su tamaño nos recuerdan las mismísimas cruzadas del desierto.
Sus marismas, sus ricas lagunas..., su vegetación y su fauna lo convierten en un lugar único. Y únicos también son los nenúfares que cubren la laguna de Xuño. Llegamos aquí y admiramos el conjunto del paisaje. Es difícil saber de donde proviene la magia que nos rodea.: si del manto blanco recién florecido o del croar acompasado de sus cientos de ranas.
Avanzamos, toda una fiesta de color y de inolvidables momentos nos esperan en la Costa de Porto do Son. Son 25 kilómetros de litoral muy recortado en el que se abren una serie de misteriosas y agradables playas. Entre ellas A Guieira, As Furnas Arealonga, Arnela o la propia del pueblo. Cada una posee algo especial. Por eso cada se puede convertir en nuestro mejor paraíso.
Sin ir más lejos, en los últimos veranos, cuando aún no era inquilino del palacio de la Moncloa, el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero pasó sus días de descanso en esta maravillosa villa marinera.
Pero cuando la noche del 14 de marzo, Zapatero salió en todas las televisiones pronunciando la clásica frase de ?hemos ganado las elecciones, crecieron las dudas sobre si volverá a veranear en este pequeño puerto.
Los vecinos lo tienen claro: Sí, pero no.
Por ganas y por lo que le gusta la tierra de Barbanza seguro que volvería.
El principal problema que ahora todos ven en la villa es la falta de medidas de seguridad. Las necesarias para guardar a un presidente del Gobierno.
Pero Porto do Son tiene la ilusión de que vuelva, de que de igual modo repita su estancia. De que vuelva a ser un vecino, un amigo y un confidente.
Rodríguez Zapatero acostumbraba a pasear antes de comprar la prensa y después subía a de desayunar tranquilamente en esta terraza, a veces sólo y a veces con la familia.
Desayuno, comida o cena. Prácticamente todos los establecimientos de la villa contaron con su presencia. Y muchos de los vecinos tuvieron la ocasión de charlar con él. Todos coinciden: tímido a la par que agradable y accesible.
Pero las dudas siguen siendo el reflejo. Quieren que vuelva. Que se abra el segundo izquierda del edificio Caudillar. Un edificio que contrasta enormemente con el resto de la fachada marinera, pero que disfruta de ser el mejor balcón sobre la Ría de Muros y Noia.
Esta es una ría diferente. Algunos la engloban dentro de las Rías Baixas. Los más opinan que el clima muda por estas latitudes.
Sea como fuere, la ría es antesala más que sobresaliente de toda la Costa de la Muerte.
Y en ella, como hemos visto, conviven los puertos de mar más veraniegos; Porto do Son con sus magníficas playas, Portosín con su espléndido puerto deportivo.
Enfrente Muros, que es la hija del mar y la protegida del monte Louro por excelencia. Finalmente. En el fondo de la Ría está Noia, que a parte de ser la capital de comarca, es la tierra del mejor berberecho europeo y la más solicitada playa compostelana.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook