Mapa de recursos


PUERTO BURELA.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La costera del bonito, toda una cultura.

El puerto de Burela es el segundo mas importante de la costa Cantábrica y el primero en descarga de atún fresco. La lonja es una de las de mayor actividad de Galicia con datos impresionantes para un puerto tan pequeño. Pero el puerto es también un espacio de ocio con un paseo impresionante.

 
El sonido de una ola es igual en Burela, que en África o en América.
El lenguaje universal del mar. En Burela muchos lo hablan aunque con diferente acento.
Les ha unido el bonito, el responsable del crecimiento de este pequeño ayuntamiento.
La costera del bonito necesita manos y no llegan las de los hombres de la Mariña. Desde hace ya muchos años son manos de tez más oscura las que suben el pescado al barco.
El resultado no podría ser mejor, por eso los patronos les animan a que consigan una titulación. Ahora de hecho uno de los principales problemas de los armadores es conseguir la convalidación de los títulos que estos hombres traen desde sus países. Les ayuda ahora la figura del negociador laboral.
Comenzaron los caboverdianos y ahora muchos marineros de Sudamérica han venido a probar suerte. Para ellos pescar aquí es más fácil.
Sin ellos muchos barcos sufrirían un amarre forzoso. Hasta los 90 salían a la costera 50 embarcaciones, hoy no superan la veintena.
Dentro del barco el entendimiento es total, todos se llevan bien, y eso que las horas muertas juntos son muchas.
Burela y su puerto no son un simple sitio de paso.
Mientras estos hombres quieren montar una familia aquí, los jóvenes de la zona sólo quieren oír las olas en el paseo, y carecen de formación. Ya hay pensada una solución, en breve se va a abrir una escuela náutica.
Este puerto necesita muchas manos porque es uno de los principales de la península en subasta de pescado fresco.
La mejor muestra de que crece y mejora día a día es esta lonja climatizada y pionera por ejemplo en el sistema de fabricación de hielo.
Aunque al adentrarnos en sus fríos 26.500 metros cuadrados descubrimos que el bonito no es la captura más importante, entre un total de 110 especies.
La merluza se puede capturar todo el año, mientras que la costera del bonito dura cinco meses. Eso sí, suficiente para alcanzar casi el 12% de facturación. La calidad de este príncipe azul es insuperable. Desde hace unos años son los armadores de Burela los que gestionan esta lonja que ha llegado a mover 120 toneladas en un día, y 500 con pescado congelado El año pasado el volumen de negocio superó los 40 millones de euros.
La mayor parte del bonito subastado en esta lonja es para consumo fresco, y así nos lo comemos en un restaurante de Burela.
Nos vamos con buen sabor de boca.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook