Mapa de recursos


Monforte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Ciudad antigua y señorial.

Si Monforte se cruza en su camino, de paso hacia cualquier lugar, deténgase a visitarlo. Monforte rezuma historia por los cuatro costados, en sus edificios y en sus museos. El castro-acrópolis, el convento de Santa Clara y su museo de Arte Sacro, las juderías, el colegio de la Compañía y su pinacoteca. Todo esto merece una visita a la ciudad mas importante del sur de Lugo.

 
Monforte es un gran centro de comunicación, y siempre lo ha sido. Cada uno de los agradecidos habitantes, y sus épocas han dejado su huella, siempre hermosa. Porque esta es tierra de fertil, el significado de la palabra Lemos.
Tenemos constancia de que los celtas construyeron sus castros en la colonia de San Vicente. Sobre sus restos ahora hay una iglesia donde nos encontramos con el mejor acompañante posible para abarcar en lo posible tanta riqueza patrimonial, su día a día.
Está claro, la visita que comenzamos es increíble, y más lo sería en el siglo XIX en el que se perdieron ya muchos monumentos.
La historia, y el patrimonio de Monforte están estrechamente vinculados a unos Condes, los de Lemos. Ellos fundaron la ciudad medieval, y la saga de los Castro fueron mecenas, y todos se los agradecemos cuando vistamos el Museo de Arte Sacro situado en el convento de las Madres Clarisas. La pieza fundamental es el Cristo Yacente de Gregorio Fernández, rodeado de reliquias.
Aunque el catolicismo ha colocado casi todas las insignes piedras de esta ciudad, también hubo una importante judería en Monforte donde vivieron muchas familias hebreas, y posteriormente conversas.
Muchos no sobrevivieron al ímpetu inquisidor del cardenal Rodrigo de Castro fundador del Colegio de Nuestra Señora de la Antigua, el escorial gallego.
Este es el punto clave de la visita. En el interior de la iglesia es obligado pararse en el retablo en nogal trabajado en parte porFrancisco Moure, y en el que encontramos algún curioso anacronismo. Este actual colegio de los Escolapios fue el germen de la universidad, y esa intención cultural se percibe en su pinacoteca. El Greco es autor de dos de las obras el San Lorenzo y el más castizo y original San Francisco.
Puede pasar a ser un punto fundamental de esta ruta la iglesia de San Vicente, pero hay que restaurarla.
Aunque la rehabilitación del patrimonio es cosa que afecta a todos por eso ha comenzado a funcionar la Oficina de rehabilitación ciudadana.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook