Mapa de recursos


FOLGOSO DO COUREL.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Naturaleza viva en la puerta de entrada a la sierra mas hermosa.

Territorio celta en sus castros reconocidos, también fue romano y sobre sus tierras mandaron los monjes del medievo. El turismo de naturaleza se presenta como una baza económica importante que puede suponer, incluso, la recuperación de algunos de los pueblos abandonados en la época de la emigración a América.

 
Esto que ven es la antesala de lo que les mostraremos antes de que finalice nuestro viaje de esta semana.
Desde Pobra do Brollón a Folgoso do Courel, hemos ganado altura y cuando menos igualado también la belleza.
Estamos en la puerta del Courel, porque Folgoso ya es territorio de la misma sierra...
Estar en Folgoso es lo mismo que visitar un jardín botánico. Partimos del curso del Río Lor, de esas orillas que pueblan galanamente los abedules y los chopos.
Pero no son los únicos ejemplares arbóreos que nos encontraremos.
A medida que ascendemos hacia las cumbres peladas, las especies se multiplican: encinas, carballos, madroños...
Lo cierto es que por algo, se dice de esta sierra que es la más completa que hay en Galicia. No hay más que detenerse en la cima y mirar en cualquier dirección para descubrir que lo que tenemos delante es el más impresionante Vergel de Galicia.
El Municipio de Folgoso do Courel cuenta también con testimonios prehistóricos como son los castros de Vilar, Megoxe y el de la Torre de época romana.
De los romanos se conserva además abundantes aprovechamientos mineros. Minas a cielo abierto ayudadas por sofisticados sistemas de ingeniería.
Ya de la época medieval subsisten ruinas de fortalezas como la de Carbedo en Esperante.
Sin embargo, el hecho histórico más reseñable se centra en el refugio que los monjes de Samos prestaron a Alfonso el Casto. La intención era proteger al futuro rey de las iras de su tío Aurelio, que ocupaba por aquel entonces el trono.
Son casi dos mil los habitantes que viven en Folgoso. Y unos 45 los núcleos de población en los que se asientan. Lo cierto es que éste es un paraíso verde, jalonado de pintorescas aldeas de aspecto medieval.
Su base económica es la agricultura y la ganadería. Aquí conviven las nuevas técnicas y las de la antigua usanza. Se respeta lo tradicional y lo antiguo. La muestra la tenemos en los telares de antaño, que aunque ya no se pueda vivir de ellos se siguen conservando a la perfección tejiendo prendas como estas.
Lo importante es que se vive bien. No hace falta repetir lo que afirman sus propios vecinos: que en Folgoso se gana en calidad de vida, en tranquilidad e incluso en afectos.
Se goza de un extraordinario ambiente natural que ha propiciado que esta zona sea catalogada como Espacio Natural de Protección Especial, un título canalizado hoy, por el Plan Courel de la Xunta de Galicia a través del grupo Local de desarrollo Rural “Río Lor”.
Para disfrutar de esta amplia y variada riqueza ecológica existe una buena infraestructura turística. Son varias las casas rurales en las que podemos hospedarnos, muchas forman parte de un plan de recuperación de pequeños pueblos, como el de Vilamor, que en su día estuvieron prácticamente abandonados y que en la actualidad han vuelto a la vida.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook