Mapa de recursos


MIÑO, LA PLAYA GRANDE.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Playa Grande, con su estuario, es uno de los mas hermosos parajes de esta costa.

Las tierras del municipio de Miño se encuadran geográficamente dentro del marco de As Mariñas coruñesas. Situado entre las rías de Betanzos y Ares, este municipio, se ha convertido en uno de los centros veraniegos de las Rías Altas. Cuenta con bellos lugares naturales como el litoral que forma la Playa Grande y la amplia marisma de la desembocadura del río Baxoi.

 
Le vamos a hablar de un Miño que puede que en muy poco tiempo cambie radicalmente.
La capital del verano de las rías Altas gracias sobre todo a esta señora playa, puede convertirse en capital sin necesitar la coletilla de verano.
Un proyecto inmobiliario de la constructora Fadesa con una inversión global de 141 millones de euros, puede iniciar un capítulo fundamental. La población puede llegar a doblarse con la construcción de una macro urbanización con campo de golf.
Si ya en verano la población de este tranquilo municipio se multiplica por tres o por cuatro imagínense lo que puede suponer para su socioeconomía este desarrollo inmobiliario.
Un cambio de cara. Pero el ayuntamiento quiere aprovechar la coyuntura para que Miño ofrezca una vida y un turismo de calidad, sin olvidar que todo se lo deben a su naturaleza.
Pero aún hay más. En en la zona de puerto deportivo se construirá un centro de talasoterapia y un gran complejo de ocio y comercio con ua superficie de 100.000 metros cuadrados.
El escollo principal que se interpone entre el presente y el futuro son los accesos para poder gestionar toda esta nueva población atan sólo 25 kilómetros de Coruña.
Pero Miño ya es atractivo ahora, ya tiene un público fiel. Tres de sus playas han recibido la bandera azul.
Porque ¿saben de qué hablaba el presidente de Estados Unidos en una carta a su mujer en 1779? De Miño, bueno realmente de Castro que así se llamaba antes el municipio.
Miño tiene atractivo presidencial está claro, porque este es el lugar donde Manuel Fraga se olvida de la responsabilidad de ser presidente.
Siempre se dijo que bajaba a bañarse a primera hora de la mañana.
La mejor garantía de la tranquilidad de esta zona es que el jefe de seguridad del presidente ha venido a pasar a Miño su jubilación.
Pero es que qué se puede pensar de un municipio que tiene una parroquia que se llama Carantoña. Hasta la zona de la ría de Betanzos que abarca es la más tranquila.
El círculo se cierra en Miño en torno al turismo y no queda nadie excluido: los de tienda de campaña, los de hotel, y los que optan por acercarse a la playa cuando quieran y a veces se quedan con el verde en la casa Grande o Fontao. Una casa que gana por el gusto de sus dueñas.
El río desemboca en la playa y en breve se van a regenerar sus riberas, y también las marismas del Vixoi. Hay varios puentes a lo largo del río, algunos del ayuntamiento de Paderne y otros de Miño, pero los ojos no entienden de fronteras.
Y también hay plan en Miño para cuando no sale Lorenzo.
Para empezar por el ayuntamiento transita una variante del camino de Santiago, el inglés. Entre las iglesias esta de San Juan de Villanueva, interesante ejemplo del protorománico rural gallego, con ábside con arcos lombardos, y un recogido interior.
Entre los pazos destacamos el de San Paio de Bañobre, o Pazo de los Condes de Vigo que desde el año 1940 está habitado por una comunidad religiosa. Le delata en su origen el escudo de la fachada y la estructura del jardín.
Aunque la mejor vista es la que pueden hacer al restaurante El Pinar.
Este sí que es arte. Y sólo hay que dar escasos 30 pasos para bajar a a la playa de Perbes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook