Mapa de recursos


Los Monasterios y los Conventos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Santiago cuenta con el mas amplio patrimonio cultural-religioso de España.

Santiago de Compostela es un foco internacional de espiritualidad y cultura. Compostela es hoy una ciudad abierta , pero vivió intra-muros en la primera época de las peregrinaciones. En todo el casco histórico de Santiago abundan las huellas de la influencia monástica y de las edificaciones Conventuales de gran valor arquitectónico e histórico.

 
Santiago de Compostela es un foco internacional de espiritualidad y cultura, y no sólo se debe al sepulcro del Apóstol.
Cada convento, cada iglesia ha convertido a esta ciudad en un excepcional compendio de arte, religión y piedra exquisitamente tallada. La Catedral no es la única referencia.
Por ejemplo en el convento de San Domingos de Bonaval está el sello del gran Domingo de Andrade. La iglesia es lo que queda del convento gótico mendicante.
Y en su interior está atrapada parte del alma gallega en Panteón de Galegos Ilustres. Aquí está el mausoleo de Rosalía de Castro, y los sepulcros de Alfredo Brañas, Ramón Cabanillas, Asorey, y Castelao.
El Convento de San Agostiño, en la rúa de San Agustín, es hoy colegio mayor de jesuitas. Su fachada responde a criterios manieristas inspirados por al arte de Vignola. En la Iglesia del XVII está una de las mejores tallas que hay en Santiago, esta obra maestra de barroco gallego. También llaman la atención las columnas salomónicas del retablo mayor. Y menos importante artísticamente pero si popularmente es la presencia de Santa Rita.
Siempre el camino de Santiago está presente en estos edificios. Parece que la dama Rusinda fundó este Convento de Conxo, que peregrinó con su amante muerto hasta aquí. Esta iglesia de Conxo es una construcción con marcado acento clasicista.
Paseando por cualquier calle acecha el arte, en Virxe da Cerca asalta la maravillosa riqueza de los sucesores de Andrade en el convento de las Madres Mercedarias, elevado intencionadamente para que podamos contemplar mejor sus frutas jugosas. También barroco es el Convento de Santa María de Belvís cuyas obras fueron patrocinadas por el arzobispo Monroy y materializadas por Gabriel de las Casas en el siglo XVIII .
Más reciente, y clasicista es el de la Compañía de María o el de la enseñanza terminado en el XIX. El más antiguo es el convento de San Francisco fundado por San Francisco de Asís en su peregrinación a Compostela en el siglo XIII. La iglesia es una de las más impresionantes de la ciudad, sus bóvedas son las más altas. En la fachada conviven el barroco de placas y el neoclasicismo que dialogan con este monumento de Asorey.
A veces encontramos riqueza ornamental, otras exquisita sobriedad como en en la fachada de las Carmelitas Descalzas . Riqueza en la gran pantalla barroca de teatrales efectos de la ostentosa fachada del Convento de Santa Clara , Simón Rodriguez acabó en 1719 la obra más original del barroco compostelano, sobre todo por la sensación de inestabilidad que transmite.
Los monasterios son la pieza última y fundamental de este gran oasis compostelano de piedra. La presencia del Apostol propició el nacimiento de San Paio de Antealtares para custodiar su tumba. Según el arquitecto Aldo Rossi la fachada de su iglesia es una de las obras maestras de la arquitectura del XVII y representa la huida a Egipto, en su interior está esta obra excepcional el retablo relicario.
Y ahora nos vamos al mayor centro cultural y artístico de Compostela, después de la catedral. El monasterio más influyente el de San Martín Pinario que extendía su jurisdicción por toda Galicia.(18) Su fachada monumental y clasicista fue iniciada por Fray Gabriel de las Casas y rematada por Fernando de Casas. La amplia Iglesia de San Martiño luce una impresionante colección de retablos del gran siglo, el XVIII. Cada una de sus esquinas son excepcionales, su claustro procesional, su escalinata.
Todos estos conventos, monasterios son mucho más que meros edificios religiosos. Son desafíos artísticos, enormes tapices para experimentar nuevas formas de arte.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook