Mapa de recursos


Santiago Apostol, Viajero de la Cristiandad

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La impetuosidad de Apóstol Santiago le hizo merecedor del sobrenombre de Hijo del Trueno

Santiago es uno de los doce Apóstoles de Jesús. El y su hermano Juan fueron llamados por Jesús mientras estaban arreglando sus redes de pescar en el lago Genesaret. Los Apóstoles se dispersaron por todo el mundo para llevar la Buena Nueva.Según la tradición, Santiago el Mayor vino a España. Primero a Galicia y luego a Zaragoza. Sus discípulos embarcaron su cuerpo y navegaron hasta Galicia, sepultándolo en un lugar donde más tarde se edificó la Catedral de Santiago, que se convertiría en lugar de culto y peregrinación para la Cristiandad.

 
Caminar. Llegar a Compostela. Abrazar la imagen del Apóstol. Sentir como rebrota la Fé ante su santo sepulcro. Un rito que nos permite ganar el Jubileo y vivir la mas apasionante aventura espiritual jamás soñada por el hombre.
Santiago, el Apóstol, hijo de Zebedeo y Salomé, pescadores de Jaffa, en tierras de Nazaret.Y hermano de Juan, el santo evangelista.
Santiago, santo y viajero de la cristiandad, aventurero de la Fé capaz de llegar en barca hasta el fin del mundo.
De él escribió el clérigo Picaud: “Era un santo de admirable poder, bienaventurado por su vida, asombroso por sus virtudes, de ingenio esclarecido, de brillante fecundia...”
Santiago era uno de los doce apóstoles de Cristo, que le bautizó con el sobrenombre de “Hijo del Trueno”, por su carácter, vehemente y apasionado.
Santiago, era el “Mayor” de los apóstoles, y fue el principal animador de la comunidad cristiana de Jerusalén, ciudad a la que arribaban comerciantes de todos los mundos, en pequeñas embarcaciones artesanales.
En una de ellas, hizo su primer viaje al Fin de la Tierra, para predicar la cristiandad... Santiago atravesó entonces Andalucía y Portugal para llegar a la Gallaecia, el Finisterrae de los romanos, y predicar por toda ella la Fé en Cristo.
Regresó por tierra, sin embargo, a Palestina, por la Vía Romana de Lucus Augusta, atravesando la Hispania.
Cuentan que abatido por el cansancio, a las orillas del río Ebro, en Zaragoza, se le apareció la Virgen sobre un miliario romano de cuarzo y le pidió que en ese lugar erigiese una iglesia... la misma que se convertiría en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar.
Sería en Palestina, cuando Jerusalén ya es ciudad santa y cristiana, en donde Herodes, Rey de Judea, sentencia su decapitación... Se ejecuta el 25 de julio del año 44 de nuestra era.
Cuenta la historia que dos de sus discípulos, Atanasio y Teodoro, trajeron sus restos hasta Galicia en una pequeña nave, y lo enterraron en un campo, lejos de la entonces influyente Iria Flavia... Y que en el año 813 un ermitaño llamado Pelayo que vivía en el Libredón –un bosque ubicado en las plazas que circundan la catedral compostelana-, vió durante varias noches un enorme resplandor en el cielo, como una lluvia de estrellas, y descubrió el cuerpo del Apóstol Santo.
En el lugar, conocido desde entonces como Campus Stellae, mandó construir el rey Alfonso II El Casto una pequeña iglesia... Y en torno a ella creció una Villa.
La noticia se propagó por todo el mundo cristiano y llegaron peregrinos por todas las rutas... La pequeña iglesia se convirtió en Catedral y la Villa en una ciudad hermosa, pétrea y acogedora... Así nacieron los Caminos de Santiago y así surgió Compostela.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook