Mapa de recursos


Al Pie del Camino Portugués

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El camino portugués a Santiago cruza Barro de norte a Sur, por las parroquias de A Portela, Agudelo y Barro.

Es uno de los principales valores históricos de este municipio pontevedrés y en el trayecto nos encontramos interesantes muestras de la etnografía de la zona, y algunos parajes naturales de interés que atraviesan regatos varios.

 
Empezamos nuestra andadura dentro del municipio de Barro justo a lado del regato de pozo negro, habrá que atravesarlo, un puente a un lado ayuda al peregrino a cruzarlo, pero su escaso caudal a esta altura del camino permite casi saltarlo.
Si seguimos esta senda nos encontraremos un poco más adelante con los primeros restos de la vía romana Aquis Celenis, que cruza, al igual que el camino de santiago, el municipio, como decíamos, de norte a sur. A lo largo del camino se han realizado varias excavaciones para dejar constancia, a los amantes del pasear, de la antigüedad del camino por el que pisan. Aquí los árboles ya están en flor y da gusto caminar rodeados de esta mezcla de colores.
Tener prisa y hacer el camino son dos cosas incompatibles, y está claro que la vivencia espiritual de la ruta xacobea, su verdadero origen, nace también de la variedad de paisajes con los que se encuentra el peregrino, cualquiera que sea la vía que haya escogido.De ahí que nosotros hoy les recomendemos coger algún que otro desvío para no perder detalle de lo que podrán encontrar a su paso. Nos encontraremos en Portela con una iglesia de relevancia. Está al pie del camino ya escasos metros del albergue de peregrinos. Se trata de una iglesia de planta en ele, puerta dintelada, campanario lateral a dos cuerpos. Una construcción en cantería irregular.Unas antiguas escuelas fueron aprovechadas por el ayuntamiento para construir este albergue de peregrinos, ya que año tras años, aumenta el número de senderistas por esta ruta xacobea.
Si nos alejamos un poco del camino llegaremos a Curro, donde se levanta esta de principios del siglo XVI, que presenta algunos elementos del románico. Es de estilo ojival tardío que forma un harmonioso conjunto con su atrio y su cruceiro.
Y si seguimos las señalizaciones llegaremos casi hasta San Martiño de Agudelo, románico del siglo XII. Dicen que fue obra del maestro Mateo. Conserva el ábside con unos hermosos vanos y portada occidental. En uno de los capiteles del arco triunfal aparece un músico tocando la azonfoña mientras, en el tímpano de la puerta principal, sostenido por dos perros aparece la imagen del obispo San Martiño, acompañado de un cordero.
Pero hay más construcciones dignas de salientar si continuamos esta senda. Y a la altura del núcleo urbano llegamos hasta el Pazo da Crega, , también conocido como Pazo de San Antoniño. Destaca por su chimenea almenada y por su hórreo.
Pero hay más pazo al pie del camino. La Casa da Torre, antigua casa rectoral que hoy guardan las monjas. En el Portón hay un escudo con las armas de Castro, Caamaño, Mosquera y Xil.
La ruta no acaba aquí, deberán seguir las conchas xacobeas. Aunque si se pierden justo aquí, sabrán que van por buen camino. Este cruceiro con un peregrino en el fuste lo indica.Y es que al pie del camino numerosos cruceiros e iglesias presumen de poder presidir la ruta portuguesa hacia Santiago.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook