Mapa de recursos


Desde Vilalba a Guitiriz

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una ruta de impresionantes paisajes fluviales.

Retomando los antiguos caminos reales, nos dirigimos hacia Baamonde donde haremos un alto en la Iglesia de Santiago. Seguimos por los impresionantes paisajes que configura el río Parga en pintorescos lugares como San Alberte de Parga. Llegamos a Guitiriz un sitio inmejorable para pasar una jornada en uno de los mejores complejos balnearios y de ocio de toda Galicia

 
De vuelta al camino. Ahora abandonamos Vilalbapor Ponte Rodríguez, el paso ya desde la Edad Media sobre elrio Trímaz para todos los que se dirigían al sur y que, como nosotros, empezaron a utilizar también los peregrinos a Compostela.
Una vez más, nos vemos inmersos por caminos despoblados, atravesando montes por los senderos que guían nuestros pasos. Pasos que nos conducen hasta las proximidades de la capilla de San Nicolás. Oculta entre árboles, la pequeña ermita corona un castro, aprovechando los escasos promontorios de la Terra Chá.
El decorado entorno del río Ferreira sirve para un alto en el camino. Este tramo desde Vilalba hasta Guitiriz tiene una longitud de cerca de 30 kilómetros, una buena etapa para cumplir en una jornada. En las orillas del Ferreira se encuentra la capilla de San Benito, del siglo XVII y que cada 27 de septiembre se llena de música y alegría, que es cuando aquí celebran la fiesta del santo
. En el núcleo urbano de Baamonde, hay un albergue de peregrinos, por si alguno viene muy cansado. Pero nosotros seguimos la ruta hasta la iglesia de Santiago, románica de transición entre los siglos IX y XIII. También es conocida como “do Calvario”, por los tres cruceiros que presiden el atrio. Pero no son los únicos, comparten espacio con un castaño con una misteriosa oquedad.
A partir de aquí, la ruta hacia Friol pasa por el puente de San Alberte, medieval, que cruza el río Parga. Este conjunto idílico se completa con la hermosa capilla también consagrada a San Alberte. Gótica, del siglo XIV, se encuentra en un paraje de árboles que realzan su presencia imponente. Desde Baamonde también es posible desviarse hasta Pobra de Parga, camino que escogen unos pocos. Se llega así hasta la parroquial de San Estevo de Parga, de origen románico y atraviesa después un interesante núcleo medieval.
Para quien quiera hacer una paradita, puede acercarse hasta la villa de Guitiriz y descansar de verdad en un Hotel Balneario de cuatro estrellas. A cuerpo de rey, se nos quitarán todos los dolores del camino. Incluso sin perder la forma física del caminante, porque es más que recomendable pasear por el inmenso bosque que lo rodea. Preparados, como nuevos, para seguir caminando.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook