Mapa de recursos


LA ESCAPADA VIGUESA.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Vigo es punto de partida para llegar al paisaje que se domina desde A Paradanta.

Dejamos la ciudad, que a veces agobia, para buscar el paisaje natural y los placeres que podemos encontrar en el territorio que se domina desde A Paradanta, la gran montaña que da nombre a toda una comarca, y que es frontera natural entre las provincias de Ourense y Pontevedra.

 
Mondariz está a veinte minutos de este populoso Vigo, por la autovía de las Rías Baixas. Es la gran Villa Termal próxima, que ha recuperado el esplendor de tiempo pasados. Sus instalaciones balnearias son únicas y su oferta cultural impensable en el municipio mas pequeño de España. Lo elegimos hoy como base para partir en busca de los hermosos espacios naturales del sur de Galicia.
En Mondariz nos reencontramos con el río Tea, cuyo curso seguiremos hasta Ponteareas, disfrutando de sus paseos y de sus playas fluviales, como por ejemplo la de A Freixa.
Los montes próximos nos ofrecen numerosos alicientes: en Troña, una de las citanias mejor conservadas de Galicia. En A Picaraña, un area recreativa muy frecuentada para huir de los calores del verano. Desde el San Nomedio, la mirada alcanza al Portugal amigo.
Pero será desde A Paradanta desde donde comprobemos la grandeza e inconfundible orografía de este territorio. Descendemos desde allí hasta el Santuario de Nosa Señora a Franqueira, que es una de las vírgenes ?gallega por ascendencia- que cuenta con mayor número de devotos: se concentran todos en sus dos romerías anuales. En los aledaños del Santuario, el paisaje es tan hermoso y típico que merece la pena pasearlo.
Desde A Cañiza, que es villa que toca el cielo de esta extensa comarca natural, descendemos a tierras ourensanas para conocer alguno de sus mas afamados espacios naturales: en primer lugar las Pozas de Melón, piscinas naturales escondidas detrás de la vieja carretera nacional Vigo-Villacastín, y poco concurridas.
En Ribadavia ascendemos hasta Leiro por las márgenes del río Avia para conocer sus riberas. Y antes de buscar los impresionantes paisajes que conforman Avia, Miño y Arnoia, asistiremos al ritual de la vendimia, que esta es la época.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook