Mapa de recursos


VIVIR CON MORRIÑA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Entre los latinoamericanos existe una una gran colonia de descendientes de gallegos.

En Vigo conocemos a varios inmigrantes de distintos países. Con ellos pasamos una jornada. Los veremos en su trabajo, en sus casas, en los bares y locales que frecuentan. Venezuela, Uruguay y Argentina son los que están mejor organizados aunque, en general, Latinoamerica tiene una gran representación en la ciudad.

 
Son sus razones, los motivos por los que han dejado atrás una casa, unos lazos y toda una vida.
Galicia es el lugar de llegada y ellos son os novos galegos. La mayor parte de los inmigrantes en Galicia son retornados o familiares de gallegos en el exterior, especialmente de Iberoamérica. Los últimos datos indican que ya son más de 40.000 el número de inmigrantes y retornados en Galicia. De éstos el 40% residen en Vigo.
Con razón, la ciudad olívica acoge uno de los mayores tejidos asociativos capaz, ahora, de reforzar unos canales de diálogo que favorecen la integración de este colectivo.
Pero la labor de la asociación no se queda ahí. Una vez estabilizadas las situaciones personales, la diversión se abre paso.
Son muchas las ocasiones en las que las propias asociaciones también asesoran a los compatriotas que están al otro lado del charco.
Una vez aquí empiezan una nueva vida, nuevas amistades, nuevos trabajos, e intentan adaptarse a una cultura y costumbres diferentes.
Las consideraciones económicas, la falta de oportunidades, la inseguridad? son los condicionantes de que los flujos de inmigración varíen según la época y el país del que hablemos.
Cristina es una emigrante argentina que llegó a Vigo hace 13 años en busca de un nuevo de rumbo. Ahora tiene su propia empresa e intenta encontrar trabajo para las nuevas corrientes latinas que llegan a la ciudad.
Lo más probable es que el primer empleo lo consigan en el sector de la hostelería, construcción o en el servicio doméstico.
Pero hay quien de un modo más inmediato, por un golpe de suerte o por buenas gestiones, consigue encauzar su vida laboral en aquello para lo que está formado o simplemente en lo que verdaderamente le apasiona. Es el caso de Jaime Correa, un argentino emprendedor afincado en Vigo desde hace algo más de 15 años.
Jaime, a parte de desempeñar su profesión, ha encontrado en Galicia y el la ciudad que vive una fuente de inspiración para desarrollar nuevas inquietudes.
Realmente lo único que nos separa a gallegos y latinos es el Atlántico, el hilo conductor de esa fusión entre culturas, y esa diversidad donde está la riqueza de un pueblo .


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook