Mapa de recursos


El Agua, el Vino y la Calma

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Boborás reina la calma.

Entre el Arenteiro y el Avia, dibujan los principales paisajes de Boborás. El agua y el vino, como en el Ribeiro, es la constante vital del ocio en este municipio y en los limítrofes.

 
Estrenamos un nuevo día en Boborás. Nos hemos alojado en el Pazo Almuzara, de finales del siglo XIX y en cuyas habitaciones pasó alguna noche Alfonso XIII. Con 10.000 m de jardín es el lugar ideal para unos días tranquilos.
Aunque no es el único. En la parroquia de Pazos de Arenteiro, el concello ha rehabilitado dos casas para dedicarlos al turismo rural. También en Pazos, la antigua casa rectoral se ha reconvertido para dedicarla al turismo. César Portela fue el causante de esta transformación en el Pazo da Encomenda, aunque desde hace dos años que se terminaron las obras, el pazo está preparado para abrir, pero sin poder hacerlo por la falta de un permiso. Desde aquí podemos iniciar una ruta por la naturaleza más hermosa de Boborás. En el puente medieval en la zona de pozo do fume se inicia una ruta de senderismo.
Nosotros seguiremos para conocer más paisajes de río. El truchero por excelencia es el Viñao, que se unirá también al Avia. Hay incluso un proyecto de repoblación en alguno de sus tramos. Y entre los cuidados que se le dan al río está el de ponerlo bonito, por eso próximamente restaurarán las poldras, estos antiguos pasos de piedra que servían para comunicar ambas riberas.
El río se aprovecha también para crear áreas recreativas y de descanso, y nos muestra paisajes idílicos, como este junto a los antiguos molinos.
En la parroquia de Brués, casi sin darse cuenta, el río se cuela entre los arcos del puente medieval .
El Arenteiro es un río también mimado. Nace en pena de Francia, en Oseira y desemboca en Pazos de Arenteiro. Es un afluente del Avia y la mayor parte de sus 33 km de recorrido baña el municipio del Carballiño. De hecho es aquí donde se ha recuperado un importante espacio a orillas del río, el Parque Arenteiro, donde se situa el Balneario y un parque etnográfico.
El Avia se desliza por tierra de Boborás, pero su curso nos llevará inevitablemente a la que lleva su nombre, y una de las que posee un interesante patrimonio histórico, Ribadavia.
Ya solo nos queda esperar la caída del sol en esta calma de vino y agua.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook