Mapa de recursos


A ORILLAS DEL SIL.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Sil, sigue creando el mejor paisaje otoñal de este territorio.

Seguimos caminando por la Vía Nova del Itinerario de Antonino, que enlazaba Astorga con Lucus Augusti hace ya dos mil años; un camino que nos descubre la belleza del Sil y las huellas de las historia marcada, también aquí, por la romanización.

 
Los Gigurros conviertieron A Rúa en el núcleo de población más antiguo de la comarca de Valdeorras. Varios castros y asentamientos fortificados nos lo recuerdan.
La romanización incluyó esta zona en el trazado de la Vía XVIII que unía Braga con Astorga, la Vía Nova de Vespasiano.
Cerca de este puente se encontró la lápida romana dedicada al militar valdeorrés Lucio Pompeyo Reburro Fabro.
De la rúa en la alta edad media nos habla este pazo de Fontei.
La iglesia de San Estevo es la mejor prueba de la importancia de la zona también en el siglo XVII. Y de la Rúa de hace muchos años nos habla Ventura.
La vida de A Rúa discurre a golpe de grandes acontecimientos, y este siglo no fue menos.
Nació por su situación estratégica y en la actualidad está comunicada con tres ejes viarios. Como su nombre indica es realmente una larguísima calle de 2 kilómetros, en torno a la que fue creciendo el nucleo urbano.
A Rúa se divide en dos barrios, el de la estación, y el de la rúa vieja. El de la rúa vieja es guardia y custodio de los recuerdos de muchos.
Todos aprecian el cambio en A Rúa: el centro de salud, el grupo escolar completo, con FP y delegación de UNED incluída, el gran centro comercial,la ecoplanta y ahora una depuradora, y lo más espectacular, el moderno y perfectamente habilitado parque de bomberos para toda la comarca.
Incluso Ventura puede revivir la emoción de su primera película, en el remodelado centro cultural Avenida.
No recuerda Ventura una gran biblioteca, pero sí sus hijos y nietos.
Y todos los mayores de A Rúa pueden descansar en su tierra, porque estamos en la zona de mayor densidad de residencias por habitante.
Los habitantes sólo tienen un pero. Aquí está asentado un distribuidor de pescado y la potente Jamones Corzo, pero falta más empleo.120 puestos de trabajo, 120 jóvenes que pueden formar su hogar a la orilla de este embalse de San Martiño. En otoño lucen mejor que nunca sus 7 kilómetros de largo, y 1700 metros de ancho.
Lo que en principio fue una agresión ambiental se ha convertido en una valiosa y preciosa reserva natural con 15 islas, y gran variedad de fauna y flora.
A Rúa y Petín quieren unirse y rodear con un paseo este lago.
El paseo de los de A Rúa siempre es a sus orillas en el área recreativo deportiva de O Aguillón. Más de 10 hectáreas de zona de recreo ahora asfaltadas con hojas.
Ya que llega el otoño estamos en el mejor momento para recorrer todo el ayuntamiento.
Ruptura y contraste entre valle y montañas que hacen más hermoso el paisaje.
Lo mejor de acercarnos a la parroquia de Roblido es el camino. El pueblo más vivo del concello y que con una mano más sería de postal.
El camino hacia San Xulián es empinado, una experiencia necesaria para comprender que esta aldea viva suspendida en el tiempo.
Durante nuestro paseo nos encontramos con la vendimia realizada con las mejores vistas.
No se nos ocurre mejor manera de valorar su trabajo que acercarnos a una de sus mágicas cuevas y acabar el día, o recibir uno nuevo en compañía de un buen godello.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook