Mapa de recursos


Del Valle a la Mariña

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Mondoñedo llegaremos a la costa atravesando el Valadouro.

Desde Mondoñedo, capital del antiguo Reino de Galicia, les proponemos hoy un recorrido entre los espacios verdes del Valle de Oro y los multiformes acantilados cantábricos en los que desemboca el río Cobo, allá en Cervo.

 
Basta decir Cunqueiro para que surja otra vez la fábula, en este lugar habitado por musas silenciosas, porque es el paisaje el que inspira esta nueva historia de amor entre la tierra y el mar.
Que cuando la historia es compleja, se desconoce el límite de lo real y lo imaginado.
Y hay crónicas que hablan del caudillo-obispo Maeloc, capitán de bretones, habitando entre las más antiguas piedras, sobre las que se edificaría el gusto románico de la catedral, que es el espíritu de la vieja ciudad de Mondoñedo.
Y según la historia, aquí están también las villas y aldeas posadas en el regazo verde del valle que baña un río que es de oro, y que dio de beber al Mariscal Pardo de Cela, antes de que surgiera la primera gran negra sombra, en la medieval noche da Frouxeira, cuando ?según escribió el poeta Cabanillas- ?a Patria escravizaron os reises de Castela?.
Son las luces de tragedia que envuelven los recuerdos de esta antigua Britonia, junto a las páginas de cada vida ausente en aquella Cuba de aquel siglo de miserias... Qué aún están en pié, con su magnitud y esplendor primigenio, aquellas primeras muestras de gran riqueza que decíamos indiana Sin embargo, soles de cuatro estaciones reverdecen hoy la Tierra que llamamos Valadouro, extendiendo la fantasía de su paisaje hasta el Cantábrico, hermoso lo mismo en la playa que en las afiladas rocas multiformes de sus acantilados.
Por esta simbiosis perfecta entre la Tierra y el Mar crecieron en sus riberas importantes villas y pueblos ricos de modernos caseríos, decorados con jardines y huertos en los que florece el naranjo, a lo largo y ancho de la mas bella llanura litoral.
Lugares renacidos por la Magia de Merlín, matizados por el brillo lejano del mar abierto, y reconocidos en sus puertos de progreso.
Todos ellos configuran el bello territorio de A Mariña Lucense, en la Galicia perfecta.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook