Mapa de recursos


CORAZÓN DE LA RIBEIRA SACRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un territorio de innumerables valores paisajísticos, influenciado por las cuencas del Sil y del Mao.

El municipio de Parada do Sil, es dueño de un bello y agreste paisaje, por el que, encajonado entre laderas de montañas, discurre el río Sil, conformando bellísimas estampas de singular atractivo, sobre todo en los Cañones del Sil.Esto unido a las numerosas casa de aldea restauradas y dedicadas al turismo rural, convierten al municipio en uno de los lugares preferidos por el turista de Galicia.

 
Al llegar a Parada do Sil no nos encontramos bullicio en sus calles pero sí laderas muy inclinadas, alturas de hasta 500 metros. Esta es una tierra de ribera y también de montaña. En otoño quizás más hermosa que nunca, aquí casi no se pronuncian las palabras eucalipto ni incendio. Y estamos en su epicentro el municipio de Parada do Sil, antes Chandrexa de Sacarbois, en plena comarca de Terra de Caldelas. Nació realmente en la edad media cuando se transformó en la maravilla que aún perdura: el paisaje más apabullante, de gran biodiversidad y ríos encajados en la montaña, y adornado con las mejores muestras de arte sacro.
Fue el mejor refugio para invasiones árabes o vikingas, en la actualidad está más cerca de lo que pensamos y la hospitalidad es lo que espera. Ellos esperan a los turistas.
El bautizo como Rivoira Sacrata fue en 1152 en un documento del municipio de Allariz.
El ejemplar que quedó en este municipio es el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil del cual es difícil escoger entre las península de maravillosos bosques que lo rodea, o su impresionante arquitectura. Puede que su primer fundador fuese el evangelizador suevo San Martiño Dumiense, aunque este que ven es del siglo IX. Tuvo mucho poder, en la edad. Su iglesia es un perfecto modelo del románico compostelano, con rosetón, lápidas funerarias y sus cruces celtas. La Torre es de influencia compostelana, piramidal, con forma escalonada, y curiosa ornamentación en los capiteles.
Otros ejemplos sacros, pero iglesias son las Capillas de San Antonio, San Lorenzo y Requián. La llamaron Sacra por los monasterios, sacra porque los eremitas la poblaron en el siglo IV y V. Entonces les cautivó el silencio, la tranquilidad, y comprobamos que todo sigue exactamente igual. Pero esto no es suficiente, faltan un restaurante y más plazas de alojamiento como la de los núcleos rurales de Rabacallos.
En Parada do Sil el paisaje es mucho más que una bonita estampa: lo es todo. En él está su esperanza y su futuro. Ochocientos habitantes pero 42 núcleos de población: son las paradojas de este país gallego.
No hay industrias, la miel y la castaña no se explotan racionalmente y el único futuro es el turismo o sabe a vino. Los monjes ayudados por el clima benigno mejoraron y desarrollaron el cultivo de las vides. En la actualidad la Cooperativa Balcar está ampliando sus instalaciones con planes ambiciosos como abrir un restaurante.
Parada do Sil es conocido por este mirador para el que hay un proyecto con área recreativa, aparcamiento, y zona cubierta.
Hubo en esta agua un intenso tráfico fluvial.
Entonces el movimiento era comercial, en estos tiempos tan sólo turístico. Es el famoso catamarán, que también quieren que pare en Parada do Sil.
La navegación del Sil está limitada por los embalses. Alguna leyenda sería capaz de convertirlo en algo más legendario, como la que convierte al Sil en la esposa castigada del dios Jupiter, Juno. Da igual donde se coloque la cámara, el cañón siempre es espectacular.
Estas cumbres, estos rincones como el Pico Meda el más alto con 1300 metros, lógicamente han incitado a la creación de un club de montaña.
Cuando en Parada do Sil había más juventud también bullía en actividad el club cultural Ouro do Sil.
Hay una Parada do Sil durante la semana y otra del fin de semana en la que llegan los turistas, los jóvenes, los senderistas y desde luego los cazadores que buscan jabalíes y corzos. Nos aferramos a esta posibilidad para borrar la melancolía que nos deja en el espíritu que un lugar tan hermoso esté tan solitario.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook