Mapa de recursos


UN MUSEO A CIELO ABIERTO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La huella del pasado nos llevan en Campo Lameiro a 2300 antes de Cristo.

La importancia de los petroglifos de Campolameiro ha determinado el proyecto de creación de un gran parque arqueológico del arte rupestre. En la actualidad se pueden visitar los conjuntos más importantes puesto que se han posibilitado pistas que enlazan entre si los yacimientos, debidamente señalizados .Podemos admirar además la belleza de los castros.

 
Los antiguos habitantes de Campolameiro nos hablan a través de las piedras. El duro granito fue el lienzo donde dejaron constancia de las cosas importantes.
El tiempo ha sido clemente con sus mensajes pero ha perdido la explicación. El arte rupestre aún encierra grandes misterios. Quizá por ello despierta tanto interés. Es una línea de comunicación abierta con el pasado en la que emisor y receptor hablan distintos idiomas.
El municipio pontevedrés de Campolameiro alberga la mayor concentración de petroglifos de Galicia. Aporta además la mayor diversidad de motivos, los paneles con composiciones más complejas y los ejemplares de dimensiones más sobresalientes. Por todo esto se considera la capital del arte rupestre gallego.
Las primeras referencias al arte rupestre gallego son de mediados del siglo dieciocho. Pero no es hasta el primer tercio del veinte cuando empiezan a estudiarse desde una perspectiva científica. Ramón Sobrino Buhigas o la Sociedad Arqueológica de Pontevedra comienzan a poner de manifiesto el valor de estos grabados.
La importancia de los petroglifos de Campolameiro ha determinado el proyecto de creación de un gran parque arqueológico del arte rupestre. La idea tomó forma definitiva en 2001 y tras varios años de trabajo, la Xunta de Galicia es ya propietaria de las veintidós hectáreas de terreno que ocupará el parque. Dispone también del proyecto para el futuro Centro de Interpretación y Documentación del Arte Rupestre. Y si todo sale como está previsto, la inauguración tendrá lugar a comienzos del año 2007.
Su concepción es la de un lugar que resulte atractivo para el público, pero tenga también muy presente su carácter investigador.
Los petroglifos son una parte importante del patrimonio arqueológico y cultural de Galicia. (Una visita a Campolameiro nos traslada miles de años atrás en el tiempo y nos permite fabular sobre cómo era la vida de las comunidades primitivas. Conjuntos como la Pedra da Boullosa o Laxe dos Carballos nos hablan directamente de un pasado que debemos conocer y conservar.) Una riqueza natural que constituye la mejor herencia que ha podido recibir Campolameiro.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook