Mapa de recursos


PUNTA LANGOSTEIRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El proyecto del Puerto Exterior de A Coruña se plantea como la obra indispensable de la primera década del siglo XXI

Actualmente Punta Langosteira es otro gran mirador atlántico de gran belleza. En el futuro, este paisaje cambiará sustancialmente ya que es el lugar elegido para la construcción de un gran Puerto Refugio, al que podrán acceder barcos en apuros con cualquier tipo de carga, permitiendo la remodelación del Puerto de A Coruña y liberando espacios que la ciudad necesita.

 
Nada es arbitrario. La historia ha ido dejando sus explicaciones grabadas en cada pedazo de granito que conforma este litoral.
Agreste y azotado por los temporales atlánticos, siempre ha estado condicionado por el relieve y los avatares del paso del tiempo.
Pero este es el siglo de los grandes buques, la era de la tecnología y del cuidado del medio ambiente, por eso nuestras dársenas deben estar preparadas para nuevos retos.
Al menos así lo ha percibido la ciudad coruñesa que está centrando sus esfuerzos en el proyecto de ampliación del recinto portuario. Punta Langosteiraes el enclave paisajístico elegido para la ejecución del sonado proyecto del puerto exterior. Una actuación que entre otras cosas, mejorará las condiciones de atraque para los grandes superpetroleros.
El puerto de Coruña es uno de los corazones económicos de la ciudad, sus actuales instalaciones lo han convertido en una de las entidades portuarias más importantes de España y en un trascendental punto de relación entre el Atlántico y el Cantábrico.
Fundido con la ciudad, estas instalaciones se han visto delimitadas por la urbe que nació por y para ellas, por lo que la justificación de la necesidad de una ampliación exterior resulta obvia.
Pero existen más razones, y de peso. Coruña tiene como meta sacar del casco urbano el transporte de petróleo y de grandes sólidos, sobretodo para eliminar todo tipo de riesgo físico y medioambiental en el tráfico marítimo. De hecho el proyecto del puerto forma parte del Plan Galicia diseñado por el Ejecutivo Central para paliar las consecuencias del naufragio del Prestige.
Además tampoco hay que olvidar que, aparte de realizar descargas contaminantes en su dársena, Coruña es la única ciudad gallega con un oleoducto subterráneo.
El puerto de Coruña avanza pues con pasos seguros y calculados hacia su planificada ampliación. La principal actuación supondrá la construcción de un dique en talud de entre 3.000 y 4.000 metros de longitud, que proporcione el abrigo suficiente para asegurar unas condiciones operativas compatibles con los criterios de explotación fijados por la normativa de aplicación.
Este dique podrá soportar los temporales más violentos que se pueden registrar en la Comunidad y que alcanzan olas de hasta 27 metros según se probó mediante un sistema se simulación utilizado este mismo año.
Pero la actuación no se queda ahí, la construcción de la nueva dársena posibilitará una revolución urbanística en el actual suelo portuario que quedará libre, a parte de poder potenciar otro tipo de tráfico más limpio como el de cruceros.
En este sentido también cabe destacar el proyecto del futuro centro comercial o del Palacio de Congresos que se está construyendo en el muelle de trasatlánticos.
Será un edificio multiusos y contará con sala de exposiciones, cines, zona comercial y de ocio. El espacio reservado para el Palacio de Congresos contará con un gran auditorio de casi 1600 plazas, de otro de 530 y 10 salas modulares.
Con tal volumen de entrada y salida de mercancías y pasajeros, el puerto se ha convertido en un foco de actividad económica y humana.
Los avances para sacar adelante el proyecto no cesan. Existen tres propuestas económicas para la ejecución de la obra. La Autoridad portuaria ha optado, por el momento, por posponer la adjudicación hasta que se confirme la participación de los Fondos Europeos. Contamos con un dato favorable, y es que hasta el momento la UE no rechazó ninguna solicitud de ayudas para puertos formulada por el gobierno español.
La idea es que Bruselas respalde la obra con un tercio del presupuesto total estimado entre 550 y 600 millones de euros. Una vez resuelto el esquema financiero se dará luz verde para que la ciudad herculina cuente con un nuevo puerto de mayor envergadura que, sin duda, la convertirá en un país portuario, una zona económica pujante conectada con el resto del continente.
En definitiva, de cumplirse las previsiones, la dársena coruñesa será muy pronto el nuevo Baltimore gallego.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook