Mapa de recursos


Estilo Carballo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Carballo es el centro económico y comercial de toda la comarca de Bergantiños

En el umbral de la Costa da Morte, se encuentra el municipio de Carballo, en la fértil y rica comarca de Bergantiños. La ciudad tiene su origen en sus termas minero-medicinales. La villa creció por el auge de sus ferias y mercados y por su carácter agropecuario, especialmente por el cultivo de cereales. De ahí la fama de su pan que sigue siendo de cuidada elaboración.

 
Carballo es la puerta de entrada en la Costa da Morte. Sus ricas tierras y su potente entorno natural han marcado su existencia. Convirtiéndolo en la capital de la fértil comarca de Bergantiños y dotándolo de una marcada personalidad etnográfica y cultural.
El avance tecnológico y la despoblación del medio rural determinan en gran medida la pérdida de formas de vida tradicionales. Fragmentos de la cultura popular que sobreviven en muchas ocasiones a través de museos como este de Bergantiños.
Esta antigua cárcel nos muestra la esencia de Carballo a través de lo que es y de lo que fue. Pero sobre todo, la referencia fundamental en todo este espacio, lo que determina su concepción como granero de Galicia, son los productos de la tierra. Y por encima de todos, el pan de Carballo. El porqué de la fama de este pan lo hemos podido comprobar en vivo. Productos naturales y una elaboración artesanal, envueltos en una dedicación que no entiende de horarios.
El pan de Carballo es famoso por su sabor, por su frescura e incluso por su aspecto. Y es que a la hora de vender, hasta el corte es importante.
El pan se concibe en Carballo como elemento fundamental en cualquier comida. Por eso se valora su cuidada elaboración en horno de leña. Y, como muchos otros productos de la tierra, los jueves se muestra y se vende en la feria. Un escaparate abierto a todos donde encontramos lo más fresco y lo más natural de la comarca.
Carballo ha decidido también apostar fuerte por la cultura y por la educación. Escuela de idiomas y conservatorio de música comparten espacio en este nuevo Pazo da Cultura. Un referente para toda la comarca por su programación estable. Y un lugar de reunión para sus vecinos y, sobre todo, para sus mayores.
Otra referencia ineludible en Carballo son las aguas termales de sus Baños Viejos. Conocidas ya por los romanos son explotadas desde comienzos del siglo dieciocho. En la actualidad el complejo se encuentra en plena reforma de sus instalaciones.
Situado al norte de Galicia, entre la Fisterra atlántica y el golfo Ártabro, Carballo goza de una localización privilegiada. Por ello confía su progreso a unas modernas infraestructuras.
Una concepción que, de algún modo, busca recuperar aquella vieja vía romana Per Loca Marítima que comunicaba A Coruña con Fisterra. De ella aún quedan vestigios, como este puente de Lubiáns. Carballo pretende también poner en valor el entorno del río Anllóns, en concreto la zona conocida como El Bosque. Espacios para pasear, dotaciones deportivas y promoción inmobiliaria forman parte de este plan que se pondrá pronto en marcha.
Pero es junto al mar donde Carballo guarda su bien más preciado. La franja costera de Razo-Baldaio integra cerca de mil hectáreas de superficie protegida. Un ecosistema de gran valor cuyo principal reto es compatibilizar turismo y cuidado del medio ambiente.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook