Mapa de recursos


LAS RÍAS BAIXAS

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Las Rías Baixas vuelven a ser el Paraíso Atlántico meca del turismo y fuente de riqueza pesquera.

Las Islas Cíes, paraíso atlántico y elemento protector, impidieron que el chapapote tiñese de luto también la Ría de Vigo. Las islas y el trabajo de los marineros de este mar que recogieron con sus manos la mayor parte del viscoso fuel contaminador. Lo mismo ocurrió en Pontevedra, con las Ons, en Arousa con Sálvora y en la de Muros-Noia al tropezar con el monte Louro.

 
En las Rías Baixas escucharon al mar.
El mar dijo: voy a vivir.
Entonces, comenzó a lamerse sus manchas como nadie ni nada puede hacerlo. El problema está donde no puede llegar.
No estuvo nunca sólo, sus hijos le devolvieron la vida que él tantas veces derramó para ellos desinteresadamente. En el intento muchos casi se dejan el alma.
Hubo otro heroína para las Rías Baixas, Las islas Ons que al igual que las Cíes pararon la entrada del fuel, mano a mano con los marineros.
Parte importantísima del parque das Illas Atlánticas, durante 3 años se va a estudiar la evolución de los efectos del derrame, además de un plan de seguimiento y monitorización de las zonas afectadas a 10 años.
Algo parecido hizo la illa de Sálvora que ya consideraban sagrada.
Paseando esta costa, dos años después, nos damos cuenta de que valió la pena la lucha. Nunca imaginamos, cegados de negro, que la volveríamos a ver así, y que volveríamos a disfrutar de su sabor que en estas rías Baixas es exquisito.
Porque estamos en la zona de costa más rica de nuestra tierra, principalmente por el fenómeno del afloramiento, y estas son además las rías más grandes de Galicia.
Aunque mientras en Cangas están preocupados por el futuro y el descenso de capturas, y piden la regeneración de algunas zonas, en Aguiño, o Muros ya confían plenamente en el mar. El mar tiene diferentes sonidos
Los marineros tienen arrugas de enfrentarse día a día, y noche a noche a la salitre del mar, añadieron las más profundas marcas hace dos años, y... estas manchas que vemos en las rocas son las arrugas de nuestra costa, son los restos de una batalla que ganaron el mar y los marineros.
Hay otras rocas que su inmaculada blancura es su cicatriz, las hidrolimpiadoras tuvieron que borrarles el pasado, como en San Vicente do Mar en O Grove. Unos dicen que las hidrolimpiadoras se utilizaron con sensatez, otros que fueron demasiado agresivos.
El mar puede ser verde o azul, depende de quien lo mire.
Esta convivencia de rocas manchadas con rocas limpísimas se debe a que sólo se limpiaron las que permitían recoger los desperdicios adecuadamente.
Las manchas de las rocas no han sido incoveniente para que las playas de las Rías baixas conserven o se incorporen por primera vez a las galardonadas con la bandera azul.
Desde las playas de Cangas vigiladas por el imponente cabo de Home rodeado de increíbles restos arqueológicos, a las de Bueu protegidas por Cabo Udra, a las de Marín, Combarro, Poio, desde luego Sanxenxo, hasta llegar al paraíso del marisco donde vamos a hacer una parada, en principio, gastronómica. Cada esquinita de este mar es oro puro. Como en oro se convierte el tiempo transcurrido en esta isla, y en sus balnearios de ensueño.
Y estamos al lado de la capital de estas Rías Baixas, Vilagarcía, la octava ciudad gallega, que se libró de la entrada del chapapote y por lo tanto sus mejillones y las almejas de carril sin competencia alguna.
Estamos frente a frente a un paraíso natural, la Illa de Arousa, y otro de piedra ilustre, la villa de Cambados.
Al otro lado de esta ría los epicentros del ocio y el descanso se llaman Rianxo y Boiro sinónimo de tranquilidad, la gran Ribeira, o a Pobra do caramiñal.
Desde esta zona que nos encontramos al norte, el chapapote no se apiadó de la belleza ni de estas rías.
A veces la infraestructira de la limpieza fue demasiado agresiva, pero las instituciones escucharon los consejos y donde más se agredió, mejor se recuperó.
En Corrubedo la barrera anticontaminación no tuvo el resultado esperado tampoco, aunque paró el fuel que atacaba la totalidad del parque. En las rocas próximas se aplica la biorremediación que se realiza cada 45 días. Consiste básicamnete en engordar a bacterías ya existentes en el medio para que se coman el fuel con mayor rapidez. Se realiza en piedras sueltas y de fácil acceso. Es un proceso lento, pero el mar no les mete prisa.
Estas dunas son las de mayores dimensiones de todo el norte español, y móviles, avanzan en el sentido oeste-este. Estos montañas de arena unidas a la Lagoa de Carregal han convertido este parque natural en parte de la Red Natura 2000.
Desde esta zona hasta Malpica se está aplicando la biorremediación.
La mejor prueba de que Corrubedo se está recuperando es que el chorlitejo patinero, en extinción, ha decidido volver a anidar aquí.
Para los marineros de este antiguo muelle fenicio, Aguiño es la zona cero de las Rías baixas. Llegamos a una nueva ríias la de Muros- Noia.
Los marineros viven aún temerosos de si hay fuel enterrado, si aflorará, o si el mar será de nuevo tan generoso como cuando trajo el fuel a las costas en pleamar para que sólo afectara a las rocas en sus partes altas y no a las zonas de mayor vida, como en la zona de Porto do Son. Allí ya pasaron página, y achacan el escaso crecimiento del percebe a que el mar el pasado invierno no batió con la fuerza de otros años.
Las hidrolimpiadoras en este caso fueron supervisadas por el patrón mayor.
Para algunos el problema es la contaminación, y esperan expectantes la reacción del mar con las especies de ciclo largo.
Después de visitar la piedra maravillosamente convertida en villa de Noia nos vamos a el Monte y laguna de Louro a simple vista totalmente recuperado.
En Muros lo que querían era pescar, porque lo necesitan, pero no se olvidan de recordarnos que esta es una lección de la que todos tenemos que aprender. Por eso se acaba el día, pero no sus ganas de porteger cada vez mejor esta joya que les han puesto entre las manos.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook