Mapa de recursos


El Cañón de Ser

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Esta es una de las rutas naturales más impresionantes de la Galicia verde.

Les invitamos a acompañarnos por los paisajes mas hermosos de la montaña, para lo que hemos de ascender hasta los altos picos de Ancares y desde allí seguir el curso del río Ser, que baja encañonado, para entregar su caudal al Navia.

 
Traspasemos el umbral de la puerta y ascendamos a la montaña, para desde ella admirar el paisaje de Ancares, uno de los Parques Naturales más apasionantes de España, que además de ser sierra es territorio humanizado, con historia y vida propias.
No podemos olvidar que Ancares es la reserva natural de la Europa común, sobre la que ejercen jurisdicción tres obispados, tres provincias y otras tantas comunidades autónomas españolas. Ya que su territorio se lo reparten Asturias, León y Galicia, justo en este punto, en el pico Sur, en el que la nieve todavía se deja ver.
Hoy seguimos la ruta del Río Ser, creador del gran cañón de los Ancares más genuinamente gallegos. La ruta empieza casi desde Piornedo y sigue el curso del río hasta llegar a Navia de Suarna, donde cede su agua al río del mismo nombre.
El Ser es río porque así lo quieren el Moreira o el Mazo. Se llaman así porque atraviesan pequeños pueblos del mismo nombre. La primera parada será en Moreira. Aquí el río baja cristalino, recién salido de las montañas, en ocaciones podemos ver a las nutrias alimentándose en esta zona. El robledal que se atraviesa hasta el puente sobre el río tuvo en su interior uno de los mayores robles que se hayan conocido, más de 11 metros de diámetro. Se vino abajo en 1990. La mayor parte de las pallozas que quedan aquí están recubiertas de planchas metálicas en lugar de paja, pues la economía no da para más.
Dejaremos atrás Moreira para llegar a Mazo, donde se producen la confluencia de los arroyos que crean el Ser. Un poco más adelante, siguiendo el curso del río, llegaremos a Castelo, separada de Donís por el río Ser. Aquí todavía se pueden ver dos pallozas con techos de paja.
La carretera serpentea a 900 metros de altitud entre la sierra de Corneantes y la de Granda de Arroxo al Sur. El río va tan escondido que tan sólo la forma de las montañas dejan intuir por donde pasan sus aguas. A partir de aquí la carretera ya va por donde puede, pues el río forma ya aquí un cañón que lo protege con un bosque en galería de alisos, fresnos y robles. Y ya sobre el torrente oiremos el bramar de las aguas.
Unas aguas que como decíamos, atraviesan las áreas de mayor interés biológico de los Ancares. Unas aguas que son el mayor afluente del Río Navia. Unas aguas que han sabido abrirse paso por este gran cañón de los Ancares.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook