Mapa de recursos


Terras do Miño: La Gran Reserva de la Biosfera

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Miño es fuente de vida para la comarca que atraviesa y a la que cede su nombre.

Un pequeño recorrido por una de las Reservas más grandes de España como muestra de la gran riqueza natural de la provincia lucense. Terras do Miño es, hoy en día, Reserva de la Biosfera incorporada a la red internacional de zonas protegidas de la UNESCO.

 
Reserva de la Biosfera. Este es el flamante título del que pueden presumir 400.000 hectáreas de la provincia de Lugo bañadas por el Miño. Una comarca natural regada por el padre de los ríos gallegos que se convierte en la reserva más grande de España.
El reconocimiento ha sido otorgado por un organismo internacional, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, la UNESCO. Un premio a los esfuerzos conservacionistas y a los valores naturales de los espacios protegidos.
Dos terceras partes de la provincia de Lugo son Reserva de la Biosfera. La declaración comprende la cabecera del Miño, su curso alto y sus afluentes e incluye la ciudad de Lugo, que ya sabemos que es Patrimonio de la Humanidad.
Veintiseis concellos son los beneficiados de un honor que comparte todo el país. Desde Ourol hasta Mondoñedo. Xermade, Vilalba, Abadín y A Pastoriza. De Guitiriz a Lugo. Y Friol, Castroverde, Baralla... hasta Láncara.
La UNESCO ha visto estos territorios como un modelo de desarrollo sostenible que apuesta por el futuro de la región. La conservación del Miño se entiende, así, desde una perspectiva más humana. Es la unión de hombre y biosfera para la protección de la naturaleza pero también de la otra vida del río y sus contornos: las tradiciones, la arquitectura popular y el patrimonio etnográfico. Proteger y mejorar, en definitiva, formas de vida sostenidas por la población local, que han sabido mantener, durante siglos, un frágil equilibrio que ahora obtiene recompensa.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook