Mapa de recursos


TIERRA DE COLES

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un pequeño municipio receptor del proceso de expansión de Ourense.

Al amparo de las excelentes condiciones medioambientales y de ocio que ofrece el río Miño a su paso por el sureste del término municipal, Coles ofrece a la capital de la provincia espacios para el ocio, enclaves ideales para vivir, posibilidades de expansión industrial y un clima más seco y suave que el de la ciudad de las Burgas.

 
La vida transcurre en Coles plácidamente. Sin sobresaltos. Como el Miño a su paso por estas tierras.
Estamos a tan sólo diez kilómetros de Ourense, pero el bullicio de la gran ciudad parece un eco de otro mundo. A la vez, tan lejos y tan cerca.
La historia de Coles es antigua, tanto como sus castros, protegidos por la espesa vegetación. Se cuenta también que por este ayuntamiento pasaba una calzada romana. Lo que sí es seguro es que por la parroquia de Santiago de Gustei discurre un tramo de la Vía de la Plata.
Y nosotros no podemos dejar de visitar la iglesia parroquial. Un interesante ejemplar del románico gallego. En el altar mayor llama la atención una talla del apóstol Santiago. Caracterizada por la frontalidad y hieratismo propios de las esculturas medievales.
En la actualidad, Coles es un municipio que aprovecha todas las ventajas que ofrece la proximidad a la capital de provincia. Dotado de múltiples servicios, absorbe población y cuenta ya con unos tres mil quinientos vecinos. Pero, sobre todo, sigue creciendo. Auspiciada por su buen clima y unos precios sin competencia en la ciudad de Ourense.
Una de las iniciativas municipales mejor acogidas es este vivero de empresas. El ayuntamiento cede gratuitamente el local y, entre otros, nos encontramos con Clemente Neira, famoso artesano musical. Lleva dieciocho años elaborando instrumentos y, entre sus clientes, se encuentran músicos de Galicia y del resto del mundo. De su taller salen sobre todo gaitas, pero también existe un importante mercado para arpas, zanfonas o diversos instrumentos de percusión.
Una industria artesanal que sirve de complemento a las modernas bodegas, como esta de Lagariños. Un sector económico en alza gracias a la calidad de los viñedos que pueblan estas tierras.
Pero en Coles también hay tiempo para el ocio, que aquí se disfruta al aire libre. Esta zona recreativa de Sas ha sido inaugurada hace apenas un mes. Es un logro y un orgullo para el municipio ya que no hace tanto estos terrenos albergaban un vertedero.
El sector turístico ha sabido también apreciar la riqueza natural y arquitectónica de Coles. Antiguos pazos como el de Soutullo se han adaptado a los nuevos tiempos como lugares ideales para el turismo rural. Y es que la riqueza de estas tierras y el benigno clima explican que en pocos kilómetros encontremos importantes ejemplos de arquitectura civil.
Quizás el más destacado es el Pazo de Fontefiz, del que rescatamos imágenes de una anterior visita. Este espectacular edificio se encuentra en plena reforma y pronto albergará un museo etnográfico.
Con más de mil años de historia, en la actualidad Fontefiz es un moderno centro de recuperación de ganado autóctono, dependiente de la Consellería de Política Agroalimentaria. Un claro ejemplo de cómo Coles quiere mostrarse al mundo. Un municipio próspero y preparado para afrontar el futuro.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook