Mapa de recursos


PAISAJES DE RÍO Y MAR

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Mañón se estira desde la sierra hasta el mar.

Dos de ribeira, Bares y Ribeiras do Sor y dos de montaña, Mañón y As Grañas. En Mañón se ubica la capitalidad municipal. En As Grañas se agrupan pintorescas aldeas y baja el Sor creando riberas de gran belleza, para acabar su itinerario en el estuario del Sor, en la bella ría de O Barqueiro.

 
Como ya hemos visto, el principal atractivo es su contrastado paisaje, entre costa y montaña, entre viento y marea?y además bañado por los mejores recodos de un río como el Sor.
Desde este parque da Coriscada o desde el de A Faladoira, tenemos todo lo preciso para un mirador que se precie.
Nuestro recorrido sortea estribaciones montañosas dejando que el viajero se empape de cuanto bello y natural le rodea.
Su ruta interior nos brinda un paisaje fluvial de excepcional valor ecológico remontando el río Sor. Caminaremos sus parroquias por las riberas del Río hasta el mismo encuentro con el mar.
Bares, Riberas del Sor y O Barqueiro son las parroquias de ribera. As Grañas y Mañón son tierras de montaña, no cuentan con ninguna aglomeración importante, pero sí presumen de aldeas y lugares muy pintorescos entre arrugas frondosas que de algún modo describen su economía.
El Sor y sus afluentes surcan profundos valles, sin apenas dejar un palmo de tierra llana. Pero los nutre lo suficiente para que reluzcan llenos de abundante y apretada vegetación, de cuidados cultivos y ricos pastos. No en vano la parroquia de Ribeiras do Sor sostiene la mayor plantación de camelias de Europa y la segunda del mundo. Lo cierto es que en este pequeño paraíso del norte, las condiciones son perfectas para el cultivo de esta bella flor de invierno.
Además, según dicen los entendidos, el río Sor, es el único salmonero y truchero de Galicia.
Pero existen otras formas de conocer estas riberas.El senderismo es una de ellas, rutas diseñadas con precisión para alcanzar con los sentidos los más preciados detalles de un entorno natural totalmente agreste.
Ponte Segade es una de nuestras paradas y también una de las mejores muestras de la recuperación de elementos naturales en perfecta armonía.
Augas Caídas, refugio y merendero se encaraman en un cañón donde el Sor se enclaustra en un terreno abrupto y escarpado.
Ya en la planicie, más singular es el Ponte do Porto, un puente romano, que hacía las veces de camino real entre Viveiro y Ortigueira.
Son paisajes de un río que baja al abrigo de la sierra para hundirse en el Cantábrico. Y es por eso que este municipio goza también de estampas marinas. Dicen que no hay nada más bello que una playa en esta época de fríos y de lluvias que en esta ocasión no nos acompañan.
Ver como se deshace una ola solitaria es un regalo, acariciar la arena más lisa y esponjosa es un privilegio y relajarse bajo el repetido canto del mar una ocasión única.
La playa de Bares es tímida y tranquila y recogida para los que son hogareños. Tenemos la pequeña cala de Vilela, que da y recibe, siempre dependiendo del momento y de lo que busques.
Claro que este es el mar del norte, y como todos, espera ansioso un nuevo verano. La playa de Esteiro es el arenal por excelencia de la zona, también es el más fiero, nido de corrientes y resacas que ganan nuestro respeto.
Contamos las olas, las lunas y las mareas, esperando a que el sol caliente de nuevo, pero mientras, en Mañón hemos descubierto otro modo de revivir ese frescor salado.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook