Mapa de recursos


Verín, encrucijada de Caminos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una villa atractiva, ideal para recorrer una comarca llena de posibilidades.

En un amplio valle se localiza Verín, villa dominada por el castillo de los Condes de Monterrei, y famosa por sus aguas, vinos y fiestas de carnaval. Es también lugar de paso obligado hacia Castilla. La calidad de sus aguas minerales de Cabreiroá, Fontenova y Sousas, han hecho de Verín un tradicional lugar de veraneo. El castillo de los condes de Monterrei domina el valle de su nombre.

 
Es este un terreno llano rodeado de un espléndido horizonte de montañas. Es el corazón y la cabeza del Val de Monterrei.
Porque Verín es uno de los núcleos urbanos de Ourense, y el centro de la vida comercial, administrativa o de servicios del valle de Monterrei.
Paso obligado cara Portugal o Castilla siempre ha estado en el candelero. Y en nuestra visita comprobamos que por sus venas fluye la vida y la actividad a un ritmo acompasado.
Está más cerca de lo que dicen los kilómetros porque se llega en una cómoda autovía después de una hora desde Vigo o tres de Madrid.
Antes de que llegara esta autovía, mucho mucho antes, de aquí partían muchas arterias y venas. Rutas de contrabandistas, arrieiros, y segadores. Verín late en parte gracias al turismo y muchos de estos turistas los envía a otros ayuntamientos de esta zona.
Los alojamientos de la mejor calidad y variados, y un parador a escasos kilómetros y la gastronomía tradicional o arriesgada de sus restaurantes son el acicate para que los turistas quieran conocer un poco más esta zona.
La sangre de Verín es sódico litínica, y excelente para el reuma, la diabetes, o el aparato digestivo. Lo que ocurre es que por este corazón de Monterrei que es Verín no fluye la sangre si no agua. Desde hace mucho tiempo es lugar típico de veraneo por sus aguas medicinales. Fontenova, Cabreiroá, y Sousa brotan de la falla de Creba da Corga.
Sin el mismo poder curativo, pero si relajante fluye el río Tamega.
Verín bombea gracias al pulso de sus iniciativas empresariales. De este flujo se aprovecha toda la comarca.
El parque empresarial de Pazos es la fuerza motora de la industria de este valle, y el sector de la construcción su principal cliente.
Pero aunque el siglo XXI se ha entendido bien con Verín, esta ciudad defiende y cuida su casco histórico. Casas blasonadas, esta iglesia parroquial rodeada de edificios modernistas, testigos de un esplendor que viene de lejos. O el Convento de los Padres Mercedarios con torre barroca de gran balaustrada.
Y la mejor prueba es la fiesta medieval que celebran para rememorar la estancia durante una noche de Juana la Loca y Felipe el hermoso en 1506 acompañados por su séquito.
Aunque salta a la vista que Verín no sufre de arritmias, para velar por la salud de sus 12.000 habitantes está este hospital comarcal.
Cada pieza es importante, cada habitante. El pabellón municipal es un vehículo más de su bienestar.
Y regando sus arterias constantemente está el río Támega y cruzándolo el puente mandado construir por Felipe II.
Quien mejor conoce a Verín es el castillo de Monterrei que recorreremos en unos instantes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook