Mapa de recursos


LA CAPITAL DE A LIMIA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un hermoso entorno natural en el que encontramos elementos históricos de gran interés.

La comarca de A Limia es una de las unidades territoriales mejor definidas y su capital es Xinzo de Limia, villa comercial y de servicios en contraste con un territorio agrícola y ganadero cuyo producto estrella es la mas famosa patata gallega, cultivada en gran parte de la desecada Laguna de Antela.

 
Entramos en Xinzo cruzando el río Limia, o Lethes de Estrabón, sin ningún miedo porque ya acabó con la leyenda Décimo Junio Bruto.
Vinimos hace meses recorriendo la Vía de la plata, buscando las pistas jacobeas en esta capital da Limia.
Como la concha de vieira de la fachada de su iglesia románica de Santa Mariña. Y en su interior Santiago Matamoros según los expertos.
Esta iglesia de Santa Mariña ha sido relacionada con los expertos con la de Augasantas.
Pero la cultura galaico romana también ha dejado aquí importantes restos que nos descubre la asociación Civitas Limicorum.
Así llamaban los romanos a Xinzo, civitas limicorum.
Aunque de origen medieval, Xinzo fue el centro del pueblo galaico romano de los límicos. Dada su situación estratégica siempre ha estado predestinada a ocupar un lugar importante en los libros de historia.
Aunque en la actualidad sobre todo es un centro industrial bien comunicado. Por eso la mitad de la población del municipio vive en la villa.
El polígono industrial nació hace 12 años y ya ocupa 60.000 metros cuadrados. Algunos de esos metros son de Vidrieras del Atlántico o Lacteos da Limia. El sector terciario toma fuerza aunque convive perfectamente con la feria que se celebra los 14 y 27 de cada mes.
Y aunando a todos los sectores está Expolimia.
Pero la gran fuente de ingresos en Xinzo es la patata. Al año se recogen 125 millones. Pero en la Limia no se restringen al mero cultivo si no que cada día se busca una patata de mejor calidad.
Prácticamente se vive del monocultivo aunque hay algunas actividades agrícolas o ganaderas paralelas.
Un buen termómetro para medir la salud económica de un municipio es la existencia de inmigrantes y en este caso hay una importante colonia marroquí. En cada grabación descubrimos un hotel nuevo, y si contemplan esto con ojos de turista les vamos a explicar el por qué de tanto establecimiento hotelero.
En el mismo centro urbano de Xinzo ya hay lugares que merecen unos minutos de contemplación, o de reflexión como esta torre, otra defensa más en la Limia, pruebas definitivas de la belicosidad de tiempos pretéritos.
Saliendo del coqueto casco viejo de Xinzo, nos adentramos en sus parroquias y descubrimos sorpresas artísticas que nos llenan de paz, rarezas rodeadas de la naturaleza más estética. Y merece la pena seguir las sendas marcadas para llegar a sitios como Gorgozola.
Claro que el arte no comenzó para Xinzo con el cristianismo, este menhir, o pedra alta así lo atestigua.
El cristianismo también ha dejado bonitas iglesias románicas, además entramos en la cuaresma, dejamos atrás el paganismo del carnaval.
Pero el lugar más curioso de Xinzo es el que ya no está, la laguna de Antela. Esta llanura a 600 metros de altura hace tan sólo unas décadas era una enorme laguna de 42 kilómetros cuadrados, que marcó la historia y la forma de vivir de la Limia.
La laguna de Antela o lago Beón era una de las más grandes de la península ibérica, y la que hay ahora es una tímida recuperación de la antigua, que se caracterizaba por su riqueza de paisaje y fauna.
Sus 7 kilómetros de largo y 6 de ancho estaban rodeados de varias elevaciones montañosas. Estas tierras se destinan en la actualidad al cultivo de patatas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook