Mapa de recursos


LAS RIBEIRAS DEL UMIA.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Umia vitaliza y reverdece los valles entre las sierras prelitorales y la ría de Arosa.

El Umia nos llevará hoy de balneario en balneario, de jardín en jardín y de pazo en pazo en un reencuentro con el Camino Portugués a Compostela. El agua será nuestra saludable compañera en este territorio de fiestas, cultura caliente, magnetismo sulfuroso, de vino y camelias.

 
Aunque el invierno de niebla y húmedo impida ver el horizonte, el trayecto del Umia nos marca un territorio de fiesta, para compartir con los amigos, entre las abruptas áreas de la montaña pontevedresa y el espacio para disfrutar del Valle del Salnés, en su más fértil expresión, que es la que da origen al albariño dorado.
La fiesta en Moraña es romería en honor da Nosa Señora, la que sigue haciendo el milagro de la Fé cada primer domingo de cada septiembre... Y es manjar crecido en las verdes laderas de estos pequeños montes, en forma de carneiro que, siguiendo costumbre americana, se prepara al espeto.
Pasó el día de enero y pasó la romería de San Blas, el de San Mamede de Cuntis. Pero aún nos queda en el abril primaveral la romería de Santa Apolonia o la del Cristo de Estacas cuando los días de junio sean un poco mas largos. Y aún cuando el calor de agosto apriete más, aquí nos espera la fiesta del caballo, en su mas plástica expresión popular.
Esta es tierra que mana aguas termales, caldas que todo lo curan y placer de antiguos reyes cristianos, árabesy hasta vikingos. Por eso Caldas de Reis es de Cultura Quente, que es fiesta joven, de concierto al aire libre y de amores que se miran en los espejos del río.
Pero también en esta Villa la tradición honra a San Roque, allá por agosto, con procesión rogativa en honor del santo de Montpellier, que nos curó de la peste del siglo XII.
Al pié del Camino de los peregrinos portugueses a Compostela, cuando atraviesa Portas y a la orilla del río Chaín, será en abril la fiesta de la cultura, que aquí se dedica a un ilustre geógrafo, Domingo Fontán... Fiesta para compartir -en contacto con la naturaleza- empanada y otras viandas típicas, antes de emprender la danza cuando el gaiteiro marque el compás de la muiñeira.
Y río abajo, buscamos al fin el corazón del Salnés, que es el Valle del Vino. Crecen aquí cepas en una y otra ribeira. De albariño, y de espadeiro, que esta última es variedad de tintos cantados por poetas. El tinto de Barrantes, en Ribadumia, es motivo esencial de su principal fiesta de junio. Y sirve para regar los más sabrosos platos de la gastronomía gallega, en típica romería.
En las Ribeiras del Umia, ya ven, no solo es posible reconocer un paisaje de agua y escuchar la sinfonía natural que canta el río en su descenso.
También aquí es posible recordar el ayer a través de las tradiciones conservadas.
Y vivir intensamente la fiesta entre las flores de primavera los suaves atardeceres del final del verano.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook