Mapa de recursos


MONFERO, PAISAJE DE ENSUEÑO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La indudable riqueza del paisaje es por sí misma uno de los principales atractivos del municipio.

Los frondosos bosques del valle del río Eume, constituyen un elemento singular realzado por la riqueza piscícola de las aguas. Además, está también el valle del río Frai Bermuz que crea los mas bellos espacios naturales.

 
Hubo un tiempo en que el monasterio de Santa María de Monfero gobernaba en la comarca del Eume. La vida giraba en torno a estos muros que hoy esperan restauración. En su interior se vivieron intrigas y crímenes, pero también se recopiló un importante saber. Durante siglos se atesoraron con el mismo afán tierras, riquezas y libros.
En pocos años, este monasterio se convertirá en un hotel-monumento. Dará así un nuevo sentido a un lugar cargado de historia. Pero antes de que eso ocurra lo convertimos en punto de partida de una ruta por el municipio de Monfero. Nuestra primera parada es el antiguo puente medieval sobre el río Frai Bermuz. De un solo arco y ligeramente apuntado, está datado en el siglo quince. A su alrededor se extiende una fabulosa área de esparcimiento. Es aquí donde los vecinos de la parroquia de Xestoso celebran sus romerías.
A este río corren casi todas las aguas del municipio excepto las de la zona más occidental. Esas se dirigen alLambre, que también visitaremos más adelante. A su vez, el Frai Bermuz es tributario del Eume, al que llegará tras recorrer paisajes de exuberante vegetación.
No muy lejos de aquí hacemos una nueva parada en la iglesia de Santa María do Alto de Xestoso. De estilo barroco y tipología rural, frecuente en la comarca, tiene planta rectangular con una sola nave. La fachada está organizada en un cuerpo; con la puerta rematada en arco apuntado. Y el acceso al interior se hace a través de un pequeño pórtico anexionado al muro lateral.
Monfero nos está deparando muchas alegrías. Pero las distancias son grandes y nada mejor que hacer un descanso y disfrutar de los productos de la tierra. La casa de turismo rural Don Bernardo es el lugar idóneo. Sus dueños llevan cuatro años colmando de hospitalidad a todo el que aquí se acerca. Nosotros sólo hacemos una breve parada, pero les mostramos otras estancias por si deciden visitarla. Salimos de Xestoso con ganas de conocer más estas tierras generosas.
El municipio de Monfero no tiene un centro urbano definido. La población es escasa y muy diseminada y sus principales modos de vida son la agricultura y la ganadería. Si unimos esto a los numerosos ríos y regatos que rompen sus suelos entenderemos por qué existen tantos molinos. Durante muchos años la vida social giró en torno a la molienda. Aquí se vivieron sin duda amores y desamores para escribir varios libros. Estamos en la parroquia de San Fiz y el río que movía estas ruedas es el Lambre. Sus cristalinas aguas nos dejan ver sus entrañas y refrescan nuestra mirada.
Es el momento de ir en busca de una buena comida. Y las Cantinas del Eume resultan siempre una elección acertada.
Estas cantinas son antiguas tabernas o casas de comidas. Remodeladas para dar un servicio de calidad en un entorno acogedor.
Nos dirigimos ahora a zonas más elevadas. El monte da Pendella tiene setecientos doce metros de altitud. Desde la cima se disfruta de una espléndida vista panorámica. Todos los colores del invierno se extienden a nuestros pies.
Pero nuestro viaje no puede acabar sin contemplar el río que marca más que ningún otro estas tierras. Desde Os Cerqueiros el Eume se muestra majestuoso. La altura nos permite contemplar los meandros que forma a su paso por las fragas. Y también el intenso verdor de ese parque natural de valor incalculable. Un lugar que justifica por sí solo una visita a Monfero.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook