Mapa de recursos


EL MONASTERIO BARROCO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El Monasterio de Monfero es, sin duda, uno de los grandes monasterios gallegos.

La historia de Monfero aparece estrechamente relacionada con la del monasterio de Sta. María, que, fundado en 1135, por los cistercienses, fue abandonado en 1882, siendo actualmente un polo de atracción turística. Es fundamental la visita al claustro renacentista inicialmente diseñado por Juan de Herrera.

 
Lo más llamativo del monasterio es la iglesia con su original fachada barroca. Se construyó desde 1622 a 1656 y tiene una sola y amplia nave de 65 metros por un ancho de doce y medio con planta de cruz latina.
En la fachada destacan los sillares alternando distintos materiales: granito y pizarra. Cuatro enormes columnas y dos pilastras con capiteles corintios se elevan hasta la cornisa superior, sobre la que sólo se alza, sin terminar, una de las dos proyectadas torres. Aparecen dos figuras femeninas situadas en dos hornacinas entre las columnas que podrían ser la de una reina y la de una monja.
Los muros laterales están adornados con pilastras similares a las de la fachada, sustentando un cornisamento que recorre toda la iglesia. En el encuentro de la nave principal con la del crucero se alza una gran bóveda octogonal. Alberga al fondo del brazo norte del crucero un retablo pétreo de la Virgen de Cela, construido según la inscripción el año 1666. Detrás del altar mayor hay una sacristía y una capilla.
Los sepulcros de la familia de los Andrade merecen la atención del visitante. El de Nuño Freire de Andrade o Mao, es gótico, anterior a la iglesia, y representa al caballero con casco, armadura y espada, apoyando los pies en él un pequeño jabalí. Cerca del anterior está el de su hijo, Pedro Fernández de Andrade, cuarto señor de Pontedeume, que murió en 1435. La figura del caballero aparece también armado. Dos ángeles reposan sobre el almohadón y dos perros se tienden junto a sus pies. Cerca de este sepulcro se encuentra el de Fernán Pérez de Andrade, fallecido en 1470 y el de Diego de Andrade, fallecido en 1492.
En el convento es digno de admiración un claustro renacentista en el que se descubren algunos restos del primitivo monasterio románico. Otro claustro comenzado por Juan de Herrera, constituye una de las joyas de este monasterio que aún posee un tercer claustro.
Actualmente el monasterio se encuentra abandonado y en estado de ruina a la espera de su rehabilitación para convertirlo en hotel-monumento.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook