Mapa de recursos


Costa de Ferrol

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La costa de Ferrol tienen grandes atractivos paisajísticos.

La Costa Atlántica de Ferrol, conocida también como Mar de los Artabros,tiene grandes atractivos paisajísticos como las la lagunas de Doniños y Rega de gran valor ecológico. Nuestro recorrido finaliza en la ría que, por sus especiales condiciones naturales, ha marcado el devenir histórico de la ciudad.

 
Suave y escarpada a partes iguales, la costa de Ferrol combina sabiamente agrestes acantilados con inmensas playas. El indómito océano con la pacífica ría.
Lejos de toda civilización, desde sus altos peñascos, todo lo controla Cabo Prior. Vigilante solitario, sus dominios alcanzan hasta donde llega la vista. Su faro es todo un símbolo de esta costa y un desafío al bravo Atlántico.
El océano ha modelado la roca con formas imposibles pero también ha diseñado playas de arena clara y fina como esta de San Xurxo. Con diferentes nombres se extiende a lo largo de más de tres kilómetros. Tras un ajetreado verano descansa ahora con la única compañía de las aves. Lejos están ya los tiempos en que contó con una factoría ballenera de la que guardan memoria viejos escritos. Camino hacia el sur sale a nuestro encuentro la playa de Doniños. Arenal de olas batidas que atraen a numerosos surfistas, cuenta también con una hermosa laguna. Está rodeada por densos bosques de ribera y alcanza los nueve metros de profundidad. Cuenta además con una leyenda que en sus diferentes versiones coincide en afirmar que bajo sus aguas descansa una ciudad de impíos.
La costa de Ferrol vuelve a alzarse en Cabo Prioriño. Desde aquí la vista se recrea en la grandiosidad del horizonte. A nuestros pies toma forma ya el puerto exterior. Meses de trabajo han remodelado el aspecto de esta línea costera en favor de una infraestructura que la comarca considera básica para su futuro.
La ría de Ferrol tiene una importancia estratégica por su proximidad a los grandes corredores marítimos del Atlántico. El puerto exterior espera atraer un importante volumen de negocio y devolver a la zona el lugar que ocupó antaño. Ferrol constituyó desde el siglo dieciséis un punto de referencia en las luchas por dominar el océano. Su importancia creciente puso de manifiesto la necesidad de fortificarla para prevenir posibles ataques marítimos.
La solución fue crear en la entrada de la ría un insuperable triángulo defensivo formado por los castillos de San Martín, La Palma y San Felipe. Estas fortificaciones dieron probada muestra de su valor en 1693, cuando rechazaron con facilidad el ataque de las fuerzas francesas.
Hoy en día tan sólo se mantienen en pie La Palma y San Felipe, reconvertidos para fines culturales y turísticos. Sus muros cargados de historia impresionan al visitante, que se siente de vuelta en la época de mayor apogeo de la Casa de los Austria.
Nuestro recorrido por la costa termina en el interior de la ría de Ferrol. El puerto comercial crece y se moderniza al ritmo que marcan los nuevos tiempos. Sus dársenas comparten protagonismo con las grúas de Izar, que forman ya parte del paisaje costero. Hasta ellas nos acercaremos a continuación para intentar comprender la nueva crisis que azota al sector naval.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook