Mapa de recursos


Foz, Playa Abierta

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La costa de Foz tiene un encanto y una personalidad de la que zonas más accesibles no gozan.

Mas de 15 kms. de litoral donde hay todo tipo de arenales: preciosas calas, playas en las que el viento formó delicadas dunas como en Peizás, arenales muy finos de confluencia en ría como Rapadoira. Pero Foz es además territorio verde y de espacios naturales creados por ríos trucheros.

 
Bienvenidos a Foz. El lugar ideal para disfrutar de esas soñadas vacaciones. Es la Perla de la Marina Lucensey el centro de atracción turística por excelencia.
Aquí se respira tranquilidad, se vive la tradición y se alimenta un amplio mundo de leyendas. Dicen los versos de Manuel María que Foz se alza hermosa como una canción, pues Foz es esa acogedora villa que se perfila con mil encantos.
No hay más que verla, Su litoral, su paisaje y su entorno marinero lo confirman.
Ahora que ha llegado el verano, sus más preciadas joyas brillan con luz propia.
Por ejemplo sus castros, entre los que destaca el de Fazouro. Desde él alcanzamos el horizonte sobre el mar. Pertenece a los llamados castros marítimos del noroeste Ibérico y data de más de 2.400 años. Visitándolo distinguiremos el antiguo conjunto de viviendas, sus corredores o calles por donde circulaban los moradores.
La iglesia que llaman la Catedral merece también nuestra atención. la importancia de San Martiño viene por su estilo prerrománico gallego. Cuenta con tres ábsides semicirculares. Una vez dentro, la pupila se nos dilata admirando su retablo románico tallado en piedra, único en arte europeo y que representa a los ángeles-obispos de las 7 iglesias del Apocalípsis.
Sin duda su principal patrimonio son las playas. Son de lo más variadas: las formadas al pie de los acantilados o las playas propiamente dichas. Si te asomas a este balcón costero podrás contar hasta un total de 10, unas más tranquilas, otras más animadas y otras para disfrutar en compañía.
De todas ellas destaca la concurrida ? Rapadoira?que ubicada en el centro urbano ha sido nuevamente galardonada con la bandera azul junto con la de A Pampillosa, la de Llás y la de Peizás. Apenas nos ha dado tiempo a aparcar el coche o a bajarnos del tren que llega a Foz, y ya nos hemos hecho con esa primera rica impresión de lo que nos ofrece la villa.
Pero Foz también pone a nuestra disposición una nueva forma de disfrutar y de descansar sin perder el contacto con la naturaleza. Este último año han abierto otras tres nuevas casas de turismo rural. Alojarse en el entorno más rural, practicar senderismo o simplemente relajarse en el campo, son otras opciones diferentes al tradicional turismo de playa.
No es de extrañar que con tantas posibilidades turisticas, Foz goce de una importante infraestructura hotelera, hostelera y sobre todo gastronómica. Porque a este municipio de la Mariña lucense también se viene buscando buena comida.
Si son muchos los turistas que se acercan a Foz durante el verano, los amantes de los deportes marítimos la visitan desde enero hasta el mes de diciembre... por algo de aquí han salido, y saldrán seguro, nuevos campeones.
Es la agradable línea costera la que invita con tanto afán a la práctica de la navegación. Un afán, que según cuenta la leyenda, perdieron los normandos cuando intentaron penetrar en esta ría. Pero Foz vive entre el azul del mar y el intenso verde del campo, porque este municipio es también agrícola y ganadero.
Antes de vivir de la pesca, la agricultura y la ganadería era una importante fuente de ingresos. Pero esta era tierra de minifundios y la productividad no era suficiente como para vivir de ella. Los vecinos emigraron en busca de mejora y abandonaron sus fincas durante décadas.
Hoy el mundo agrícola ha sufrido una trasformación básica contando con pequeñas plantaciones de maíz, trigo patatas o hortalizas para el autoabastecimiento.
En cambio la ganadería está más organizada y cuenta con grandes cabañas de vacunoque abastecen tanto la sabrosa demanda de ternera gallega como a la propia industria láctea.
Nos despedimos por hoy de este bello municipio para dirigirnos a las tierras de Burela. Y lo hacemos con estas agradables postales que protagonizan las majestuosas aguas del Masma y de su ría.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook