Mapa de recursos


TUI, LA CIUDAD DE PIEDRA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una de las villas más antiguas y monumentales de Galicia.

Tui se alza hacia lo alto de una colina y es una ciudad monumental plagada de interesantes monumentos como la Catedral, la capilla de San Telmo o la Iglesia de Santo Domingo. Las empinadas calles de su casco histórico nos conducirán al río donde podremos disfrutar de bellos paseos junto al puerto fluvial.

 
Atravesamos el Miño, dejando atrás Portugal. Tui nos recibe de pie, subida a una colina. Acogedora y cálida, de color dorado, el color de su piedra y el de su historia.
En la cima la catedral, contemplando inmutable el paso de los siglos, nueve ya, desde que se inició su construcción en 1120. Su aspecto recuerda a una fortaleza, por las torres almenadas que la cercan, por los pasadizos, por la pesadez de su piedra. Aunque comenzó siendo de estilo románico, diversas transformaciones la convirtieron en una singular mezcla de románico y gótico que la hace tan llamativa. De hecho su pórtico de entrada es la primera construcción gótica de la península. Al atravesar la puerta tenemos esa sensación de atravesar también el tiempo. Tres naves, una hermosa bóveda estrellada, capillas a los santos más venerados, tirantes que apuntalan la estructura, pilares y arcos ligeramente inclinados, retablos, dos cajas de órganos barrocas rematadas en imágenes?Tardamos unos segundos en tomar conciencia del tiempo y el espacio. El espectáculo es impactante.
En la capilla mayor las sillas vacías del coro cubren las paredes. Cada respaldo esta tallado con alguna imagen de santos o de escenas de la vida de la Virgen, formando uno de los conjuntos más importantes de Galicia.
Encontramos la entrada al claustro entre el Altar de la Expectación y la Capilla de las Reliquias. Es el único medieval original que se conserva en Galicia.
Abandonamos la catedral para recorrer la historia a través de las calles de la villa. San Telmo, patrón de los navegantes, nos invita a pasar desde la fachada de su capilla. Sobre la colina se construyó ésta sobre los restos de otra ya existente del siglo XV. Su exterior en piedra y cal nos recuerda a las construcciones del otro lado del río Miño. Ésta es la única obra de estilo barroco portugués que se conserva en Galicia.
Atravesando las empedradas calles, a orillas del Miño se levanta la Iglesia de Santo Domingo, construido por los dominicos en 1330. En la época de las desamortizaciones fue utilizado por el ejército como cuartel. Actualmente se utiliza como edificio cultural.
Desde aquí el río reclama ya nuestra atención. Sus aguas sirven para la práctica de deportes náuticos y el paseo a su margen nos invita a disfrutar de esta parte de la ciudad.
En el antiguo Reino de Galicia, ésta era la capital de una de las siete provincias que lo formaban. Aún hoy se distingue un aspecto señorial y distinguido en sus calles medievales, cargadas de historia, de recuerdos de su fundación por los griegos y de las invasiones por los romanos, suevos o visigodos. Sus muros guardan los recuerdos de batallas y de conquistas que la formaron, que la nombraron la ciudad de piedra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook