Mapa de recursos


COIRÓS ESPACIO PROTEGIDO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los ríos Mendo y Mandeo marcan el paisaje de Coirós.

Este pequeño municipio, excelentemente comunicado con A Coruña y Lugo es eminentemente agrícola y ganadero. Los profundos, frondosos y encajonados valles de los ríos Mendo y Mandeo, que le sirven de límites, marcan el paisaje de Coirós. Seguir los senderos de los ríos es altamente recomendable para los amantes de la pesca y la naturaleza.

 
Estamos en una franja estrecha y accidentada de terreno de más de 30 kilómetros cuadrados, y con una población de 1565 habitantes. Satélite de Betanzos, hasta el siglo XVIII sus ciudadanos tenían la ciudadanía betanceira.
Pero ahora no depende de nadie, tiene sus propios proyectos, muchas ganas de crecer, e ideas, que a veces es lo más importante.
Aquí el plan general de urbanismo lleva tiempo aprobado, y su territorio se ha llenado de segundas residencias e incluso urbanitas escarmentados. Además están programadas dos urbanizaciones de adosados.
Pero comencemos por el principio de la historia.
Uno de los torques que lucen en el castillo de San Antón fue encontrado en el lugar de Flores .
En A Espenuca , donde encontramos mirador , y ermita románica se encontraron vestigios de la cultura castreña como tégulas , molinos de mano y lápidas con inscripciones geométricas.
Dicen que aquí existía un cenobio con su pequeña iglesia. Dicen que fue destruído por los suevos en su invasión a comienzos del siglo V. Más tarde fue reconstruida, por segunda vez por un caballero gallego en el año 881 incorporándola al monasterio de Cis en el siglo XI.
Destaca en la iglesia de Santa Eulalia la fachada occidental con una cruz lobulada, y las columnas apoyadas sobre unos peñascos.
La planta se encuentra curiosamente más baja que la entrada debido a las irregularidades del terreno.
En una especie de capilla al lado está la imagen de Nosa Señora dos Remedios de A Espenuca.
El campanario independiente del templo, está en la cumbre por razones acústicas. Está en proyecto cortar todos los eucaliptos que ocultan las vistas, entre ellas el lugar de Chelo.
La Espenuca tiene aroma de domingo con niños, de ternura, de descanso estival, de la mejor comida al aire libre. Soluciona cualquier dolor de cabeza, y pocas preocupaciones resisten a su visita.
También en lo alto está la Aldea da Anta , en lo alto de la costa de la sal, a casi 500 metros de altitud, tristemente famosa por las espontáneas carreras.
Seguimos en las alturas. En el Monte Felga se dice que estuvo la castrum leaccium . Como siempre atribuimos leyendas e historia a cada elevación, pero la verdad es que estas piedras despiertan como poco nuestra curiosidad.
Sí esta ciudad que están viendo es la Coruña, y esta ría la de Sada.
Siguiendo con la historia, y con que en cada lugar se libró una batalla famosa , la de Coirós la libraron los condes de Galicia y los normandos en 844.
Siguen los ánimos guerreros, los ha despertado la futura instalación de una cementera. El ayuntamiento dice que sólo es un molino de cemento.
Pero el polígono industrial sólo ha traído alegrías. 19 parcelas y más de 255.000 metros cuadrados.
Aquí dentro todos los ánimos se calman, y nos extraña porque en Coirós hemos encontrado bonitas iglesias.
La de San Xiao de Coirós aún conserva las huellas de su inicial estilo románico, no precisamente en la fachada.
La de Santa María de Lesa ha sido restaurada recientemente, con mucho mimo y gusto. En el acogedor interior descubrimos pequeños tesoros como los capiteles de las columnas, y un verdadero ambiente de tranquilidad.
Cuando nos acercamos a la iglesia de Santa María de Ois , no sólo nos encontramos con un precioso entorno, sino también con la pista de Fray Pedro o Pedro Manzanas . Canonizado por iniciativa popular que no religiosa, fue gran apóstol de la devoción mariana en el siglo XVII.
Sus milagros fueron entre otros sanar un cerdo, pero este no puntúa que no era un humano, y al cura de la parroquia que dijo que si era santo le naciese un cuerno en la cabeza, efectivamente le salió un bulto. Evidentemente no disponemos de documentos gráficos sobre todo esto, pero si de su imagen y del recorrido de sus innumerables viajes como misionero.
Los que aquí viven ya no necesitan irse a ningún lado, tienen muy claro el concepto calidad de vida y no aceptan sucedáneos. El río Mendo es su cómplice, y unos viejos molinos de maquía su materia prima. Igual que los molineros de antaño viven en estos molinos cuyas muelas ya no alimentan a la familia si no que decoraran algún rincón.
Estas son propiedades privadas, pero aquí sí que podrán dormir, es la casa de turismo rural de los noche. Los coches los puede reservar para una ocasión especial.
La casa acaba de inaugurase y la ilusión se respira en cada esquina, y nos la transmite Elena, su joven dueña.
Ah, esto sí es un jacuzzi y está en la suite.
Para continuar con la calidad de vida, este va a ser el Nuevo Centro de juventud y tercera edad . Además hay en Coirós una residencia de la tercera edad privada.
También van a contar con un gran complejo deportivo que ya luce un novísimo campo de fútbol, piscina municipal y cancha de tenis.
En fin sobran más argumentos


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook