Mapa de recursos


CESURAS, MUY SALUDABLE

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los ríos Mendo y Mero bañan sus tierras y crean sus mejores espacios naturales.

El paisaje, la pesca en los ríos trucheros, y la caza, son los principales atractivos turísticos del municipio de Cesuras, que junto a los lugares pintorescos y naturales de que dispone, convierten la estancia en estas bonitas tierras en un lujo al alcance de todos.

 
Aquí se sanó la tuberculosis hace años, y aquí hay la cura para la enfermedad de estos tiempos, el stress.
Estamos en el área interior de la provincia coruñesa, al sur de Betanzos.
Dicen los sicólogos que la morriña sólo la experimentan los procedentes de tierras de paisaje variado, con variedad de formas, valles y montañas, como aquí en Cesuras. En alguna guía hemos leído incluso paisaje arrugado.
Los relojes de Cesuras miden el tiempo de otra manera para los más de 3000 habitantes desde que la autovía A6 les coloca a tan sólo media hora de Coruña y poco más de Santiago.
Como en tantas otras ocasiones el motivo de que muchos planes se queden aún en los cajones es del Plan general de urbanismo. Cesuras puede convertirse en la solución a todos los que quieran vivir en el campo a precios razonables y trabajar en la ciudad. Pero falta aprobar sus normas urbanísticas y de construcción. Sueñan aquí con un concello residencial, que de vida a este sanatorio. Y por soñar hasta sueñan con una autovía que conecte las carreteras de Betanzos y Mesón do Vento, con la de Curtis Santiago.
Sueñan con los tiempos en los que aquí llegaba el periódico a las 9 de la mañana, antes que a otros muchos lugares. Pero por ahora en Cesuras no hay ni siquiera un casco urbano, tan sólo Forte.
Mientras tanto las iniciativas más novedosas son la de estos invernaderos de flores y verduras, la de este criador de longevas avestruces de carne bien sabrosa, y esta espléndida casa de turismo rural.
La casa de turismo rural do Soxal, es Casa Grande. No sólo se la recomendamos para apagar el móvil y las prisas si no también para celebrar sus momentos más felices. Este es un complejo de turismo rural formado por 3 viviendas de labradores, que dan una gran intimidad, antiguamente una bodega, un horno para cocer el pan, un hórreo y un alpendre, hoy salón social. La casa donde está el comedor tiene más de 150 años.
Además pueden montar a caballo, o por lo menos admirarlos.
Cuando llegaron los primeros pobladores a cesuras este castro de Ares fue su hogar. Desde entonces en Cesuras siempre han estado bajo la influencia de alguien más poderoso, primero el Condado de Presaras, después el monasterio de Sobrado, y Betanzos.
Pero también sabemos que en Cesuras cuando quieren cambiar el curso de la historia saben hacerlo, como en la Guerra de la Independencia cuando mataron 199 soldados napoleónicos, y destruyeron cualquier prueba, menos a un testigo que logró escapar, y elevarlos a temibles héroes. Como era de esperar la venganza fue terrible.
Para que no se nos olvide el lujo material en el que vivimos, que no espiritual, es recomendable una visita al Museo Etnográfico que esperemos amplíe su período de apertura. Es una antigua casa de labranza conservada tal cual, con la cocina con sulareira en la que se cocinaba gracias a las gramalleiras. Cuando se comenzó a disponer de habitaciones estas eran así. También podemos conocer algunas de las labores artesanales, como el lino alrededor del cual hay ya un rico folclore, o la mallaun trabajo comunitario hecho por hombres, o la matanza que no se podía perpetrar en luna nueva. Y zoqueiros, carpinteros, o costureiras.
Arte de tanta calidad en este museo etnográfico como el de la arquitectura religiosa, en este caso con predominio del estilo barroco. Cerca de la iglesia de San Gregorio se escondió el más mito que maqui, Foucellas.
Más reciente, pero laico y sin nadie que lo cuide es el sanatorio antituberculoso. Este edificio que pese al bandono destila elegancia es de los años 20 y del arquitecto modernista Gonzalez del Villar. Sólo pudo trabajar durante 11 años. Estas es la mejor cura que nosotros encontramos en Cesuras. Estas cascada da Rexedoira no sabe de planes de urbanismo, ni falta que le hace la verdad. La naturaleza aquí no necesita de retoques.
Aunque si se les dan que sea como los de este parque de juegos Rilo que convoca las mejores sonrisas, y las frases más relajadas, todos los domingos. Mientras los niños juegan los padres practican el nunca suficientemente reconocido deporte del vermú. Prueben ustedes también.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook