Mapa de recursos


FORCAREI, TERRA DE MONTES

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Verde, agua, ríos y fuentes y arte en piedra.

Existen en el municipio parajes naturales dignos de ser visitados, como a Lagoa Sacra, en la parroquia de Meavía o la aldea abandonada de Grobas. Reconocida tierra de canteros, conserva esparcidas por el municipio numerosas obras en piedra como los puentes sobre el Lérez de Gomaíl pero sin duda su mayor exponente es el conjunto de Acibeiro.

 
Forcarei es tierra con entidad propia. Responde a Tierra de Montes y se define a base de las pisadas que han dejado aquí sus prehistóricos pobladores. Son huellas que hablan de un lugar lleno de memoria y de leyendas que todavía permanecen en el acervo folclórico de esta comarca.
Crónicas e hipótesis históricas hermosas como pocas que se entremezclan por momentos con la propia realidad que hoy por hoy vive este pequeño reino de la zona norte de Pontevedra.
En los altos de Forcarei que hoy pisamos existen hermosos, enclaves naturales, parajes tan anónimos como omnipresentes y rincones como el de la Sierra del Candán, donde cada sendero, cada verea son en si mismos obras artesanales merecedoras del mejor premio.
Esta Sierra que culmina en el alto de San Benito es uno de los 26 espacios de protección medioambiental de la provincia, no en vano sus más bellas postales esconden entre las pródigas obras de la naturaleza, endemismos vegetales de considerable valor ecológico que se repiten en este otro espacio protegido, La laguna Sacra de Meavía, que como ven ha sido otra de afectadas por el seco invierno.
Pero a parte de este fastuoso valor, entre las cumbres del Candán se esconde una pincelada de lo que fue el sentido antropológico hasta las puertas de los años 60. Unas deterioradas paredes nos anuncian de la llegada a Grobas, una antigua aldea aislada en medio de la montaña y que a nuestros ojos merece una mención a parte.
Además esta sierra es cuna de dos ríos, el Umia y el Lérez. Son sus delicados cursos los que nos abren las puertas hacia la arquitectura popular que en un pasado no muy lejano alimentaba otro modo de vida hoy casi desaparecido.
Una ruta de 24 kilómetros nos va describiendo y retratando puntualmente cada uno de los puentes sobre el Lérez, su entorno y los retales de cultura inmaterial ligados a las zonas por las que discurre el río.
El puente romano de Gomail, o el de Maril que hace los honores al que fue su cantero, confeccionan unos de los salones más sosegados del Lérez. Son la viva muestra de los escenarios que nos podemos encontrar en perfecta armonía con la naturaleza.
Pero nuestras sensaciones no dan abasto, en esta misma senda podemos contemplar una ingente cantidad de molinos, la lenta degradación y su desuso actual contrasta con el hecho de que hasta la década de los 70, aún estuvieran en activo 118 de los 287 que nos dicen había en un principio.
Por toda esta etnografía, creemos que quizás no haya otra manera mejor de entender Forcarei que explicando su pasión por la piedra labrada que aquí, llaman de canteiros? un hecho indiscutible si reparamos en las paredes su Monasterio.
En el año 1135, a raís de la proclamación del Rey Gallego Alfonso VII como emperador y merced a sus propias donaciones y privilegios, comienza la construcción del Monasterio de Santa María de Aciveiro, que sería incorporado al Cister en torno al año 1170. sin duda una verdadera joya del románico y casa matriz de un colegio de Teología Moral.
Hoy es un Hotel Monumento en el que la historia juega caprichosa con la funcionalidad y los servicios modernos del mejor dispositivo turístico. Un sector que en todo momento se ha mostrado respetuoso con el recinto cenobial y con el templo que lo preside.
Al llegar nos han dicho que sin irnos muy lejos podemos encontrar de todo, como en botica: ?bos canteiros, bos gaiteiros e bos cregos para decir misa? Y precisamente han sido los maestros de la gaita los que le han dado renombre a esta parroquia de Forcarei, de Soutelo de Montes, donde nacióAvelino Cachafeiro que como ya han visto ,fue quien de lograr una obra profundamente enraizada a la cultura de su pueblo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook