Mapa de recursos


A PASTORIZA, TIERRA DE BRETOÑA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los montes y bosques de A Pastoriza están sembrados de acontecimientos históricos.

En esta comarca se asentaron a partir del siglo IV, miles de celtas cristianos procedentes de la provincia romana de Britannia. La vida cultural y social se organizó en torno al Monasterium Máximu. En los tiempos modernos cuenta con una floreciente ganadería, agricultura e iniciativas empresariales y un sector turístico cada día más pujante.

 
Pastoriza es una de esas tierras que a parte de historia, tiene mucho de leyenda. Más bien se trata de un entorno mágico que se ha encargado de ir almidonando cada uno de esos acontecimientos que se cuentan en las memorias de esta villa.
Se dice que los últimos celtas que emigraron a Galicia vinieron a parar aquí. De los siglos IV al VI, millares de celtas de la provincia romana de Britania abandonaron su isla natal y un pequeño grupo se asentaron en estas costas desde Ferrol hasta el Navia.
Pero su sede la establecieron en lo que hoy es parte de este municipio, en la parroquia de Bretoña. De hecho la vida, cultural y social, se organizó en torno al Monasterium Máximo del que hoy tan sólo quedan en su torre pequeñas muestras de aquellos tiempos.
Ya sabemos porque A Pastoriza se conoce también como las tierras de Bretoña, pero también hay quien las reconoce como la Tierra de Maeloc.
Pues Maeloc fue el primer Obispo bretón del que tenemos noticia; la principal figura que por aquel entonces llegó de las tierras del norte.
Tradicionalmente, la historia gallega presenta a Maeloc no sólo como líder religioso, pues al parecer los propios celtas de Bretoña lo consideraban más caudillo que quizá Obispo.
Y si Maeloc fue un referente en la mítica de la Galicia más legendaria, el río Miño lo sigue siendo para todos los ríos Gallegos.
Como hemos estudiado todos de pequeños, en el lugar de Fonmiñá nace el río Miño. Si nos paramos a pensar resulta curioso que esta pequeña pero hermosa laguna sea la madre de uno de los ríos más emblemáticos y caudalosos de Galicia.
No nos olvidemos de que hablamos del Padre Miño, cuya cuenca es Reserva de la Biosfera en su tramo lucense.
Además, junto con otros cauces más pequeños, es el responsable de entornos tan dulces como estos y sobretodo de que nos encontremos en uno de los suelos más fértiles de Galicia.
En A Pastoriza la gente vive principalmente de la agricultura y de la ganadería, han sabido adaptarse a los tiempos, y por eso han conseguido un mayor rendimiento pero también han ganado en calidad de vida.
Pero en el municipio también se han hecho un hueco otro tipo de iniciativas empresariales. Otros recursos propios que como ven han supuesto un importante número de puestos de trabajo que ocupan a parte de sus casi 4.500 habitantes.
A Pastoriza es una tierra con recursos, con ideas, con ganas y con emprendedores.
Las últimas apuestas que se han hecho en este municipio han sido en el sector turístico.
Los dueños de las dos casas de Turismo rural que funcionan han sabido ofrecer la tranquilidad, la comodidad y el descanso a aquellos que como nosotros hayan decidido conocer la Tierra de Bretoña, la de Maeloc o la del Miño.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook