Mapa de recursos


COSTA DE POIO

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Playas y atractivos pueblos marineros entre los que destaca Combarro

El municipio de Poio creció en torno al impresionante monasterio de San Juan. Enmarcado por las aguas del Lérez y la ría de Pontevedra, este bello municipio, combina los paisajes marinero, campesino y urbano que lo convierten en un atractivo lugar de reposo y vacaciones.

 
El monasterio es sin duda uno de los mayores atractivos de este municipio, pero Poio es también una lujosa antesala a la ruta turística de las Rias Baixas.
Separado de Pontevedra por la ría y unido por sus puentes, es casi una prolongación de la capital, aunque ha conseguido escapar del concepto de ciudad dormitorio.
En el centro de Iniciativas Turísticas del Casal de Ferreirós nos ayudan a diseñar un recorrido por el Poio más interesante. Comenzamos, como no a la orilla de la ría. Porque su costa es su principal atractivo. Veinte kilómetros de excelentes playas, algunas conservan el aspecto más natural, otras mantienen un genuino sabor marinero.
Nuestra primera parada es en Lourido, casi unida a Cabeceira, de hecho tienen un aspecto muy similar. En días como hoy, con la marea tan baja parece que alguien haya levantado el tapón y el agua de la ría se hubiese escapado hacia otras latitudes. Algunos lo aprovechan para buscar tesoros, otros para ponerse en forma y sacar partido a un día de escaso sol. Muy diferente es la playa de Campelo con un pequeño puerto pesquero que está considerado el más interior de la ría de Pontevedra.
Siguiendo la línea costera llegamos ya a la joya del municipio, Combarro Es una de las villas pesqueras más hermosas de Galicia, por ello es declarada en 1972 como Conjunto de Interés Artístico y Pintoresco. La raíz de su nombre nos indica que está situada sobre una base granítica con forma de media luna. Aunque a sus habitantes les gusta decir que fue Dios el que construyó esta villa ?con barro?. La arquitectura popular y hórreos son su principal atractivo, los hay en cada rincón. Tiene más de treinta, y los llaman palleiras, porque los más antiguos se cubrían con paja. No podemos despedimos de la villa pesquera sin contemplar su puerto. Este año, durante la fiesta del mar, saldrán desde aquí las visitas a la isla de Tambo, que no se realizaban desde 1943.
Poio se caracteriza por combinar los encantos de la costa con los atractivos interiores. Así que nos dirigimos ahora a Samieira, donde la ruta de los molinos aúna las dos caras. Por que empieza en la playa y acompaña al río Freiría monte arriba durante unos 3 km hasta el llamado Foxo das Vacas. Un total de 23 molinos, todos privados, forman la ruta. Aunque casi todos dejaron de moler en los años 60. Próxima al monte está la parroquia de Raxó, aunque ésta destaca más como centro de veraneo. Una extensa playa, de aguas tranquilas y azules, con paisaje marinero, hacen las delicias de todos los turistas.
Estamos ya en el límite de municipio de Poio. Tras recorrerlo nos quedamos con ganas de más, esta antesala ha resultado ser un reclamo en sí mismo, una propuesta con personalidad propia.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook