Mapa de recursos


COSTA DE NOIA

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un litoral salpicado de preciosas playas de aguas tranquilas

El mar se serena en este trayecto costero de Noia una vez doblada la punta Testal. Seguimos navegando por este espacio tranquilo en busca del estuario del Tambre que da origen a esta ría allá en el lugar en que, en el siglo XV se construyó Ponte nafonso.

 
La Playa del Testal marca el comienzo de esta Costa de Noia, de gran belleza y singularidad. Al doblar la punta del mismo nombre, estaremos ya en el estuario que provoca el río Traba, y en cuyas orillas se asienta la Villa.
Desembarcaremos para conocerla, por su importancia histórica. A Noia la llaman la ?Pequeña Compostela?. Porque es Villa medieval de grande y variado patrimonio artístico y monumental, que mantiene vivas las huellas del pasado, con todo su esplendor, y se abre como una ciudad activa y dinámica, que triplica en verano sus quince mil habitantes.
Tiene tres pilares económicos fundamentales: El turismo, que desarrolló un amplio sector servicios y el comercio. Una industria que crece en número y producción, en el entorno de los nuevos polígonos. Y este mar por el que hoy navegamos, de gran riqueza pesquera y marisquera.
Especialmente cuidados se notan los espacios para el ocio de la Noia del nuevo milenio: la alameda, los paseos marítimos y el puerto deportivo, desde donde proseguimos nuestro recorrido por la Ría.... Navegamos de punta a punta. De Abruñeira a Barquiña. De A Barquiña a Punta Tejera y al doblar la Punta Saiña ya estaremos frente a Ponte Nafonso y en el municipio de Outes.
Seguiremos aquí el curso del Tambre y una vez que el río no lo permite, a pié, buscaremos uno de los parajes menos conocidos de este río: el mismo que buscó el arquitecto Palacios para construir este edificio de la Central Hidroeléctrica del Tambre, que se está rehabilitando para hotel.
Su jardín está poblado de mil especies de plantas y el paisaje del Tambre, incluido un puente colgante, muestra al viajero una estampa única.... Por esta vez ha merecido la pena dejar el mar en busca del río.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook